miércoles, 29 de mayo de 2019

Ruta del Silencio, Maestrazgo, Andorra-Sierra de Arcos, Teruel, Aragón

                                    THE SILENT ROUTE

El silencio, ese bien tan apreciado para muchos de los que viven en las grandes ciudades, es uno de los atractivos que abunda en la provincia de Teruel. En las comarca del Maestrazgo y Andorra-Sierra de Arcos lo han puesto en valor como atractivo turístico.


                                                                                                                               La Pintada


Recientemente se ha señalizado una de sus carreteras, invitando al viajero a gozar de la inmensidad de sus paisajes de forma calmada: conduciendo sin prisas, bajando las ventanillas para disfrutar del aire fresco y natural, de los aromas, de los pájaros, de los ríos, del sol, de la lluvia y con suerte de hermosos arcoíris. Un recorrido de 63 kilómetros entre las poblaciones de Gargallo por Norte y de Cantavieja por Sur, que se adentra en la comarca del Maestrazgo para disfrutar de sus maravillas.



¡Abróchense los cinturones, comenzamos!






La carretera A-1702, que enlaza la N-420 con la A-226, se ha convertido en el hilo conductor que nos guía hasta los atractivos de estas tierras, que no son pocos. Desde La Pintada hasta Cuarto Pelado la carretera es de alto valor paisajístico, en su recorrido nos acerca a Monumentos Naturales como los Órganos de Montoro, de alto interés geológico, al Nacimiento del río Pitarque y a lugares de incomparable belleza como la Caleja de Huergo y el estrecho del Valloré, rincones espectaculares en pleno corazón del Maestrazgo turolense. 



                                                                                                                 Órganos de Montoro


Una carretera con firme en buen estado en la mayor parte de su trazado, salvo un tramo, no muy largo, en el que se está trabajando en la actualidad para abrir de nuevo al trafico el próximo 4 de junio (2019). Una carretera con muchas curvas, en un continuo sube y baja, con paisajes impresionantes y entornos únicos, con miradores interpretativos en los que se hace imprescindible realizar un alto en el camino y deleitarse, más si cabe, del entorno. Un trayecto que en si mismo ya es un destino, ideal para recorrerlo en coche y una delicia para los moteros.


                                                                                                    Estrechos del Valloré


Dos de estos miradores se encuentran en los dos extremos de la ruta, en La Pintada, cerca de Ejulve, en el PK. 17,300 se ha instalado un monumento de gran tamaño junto a un ejemplar de pino que se salvó del arrasador incendio forestal del 2009, en el que se representa el logotipo de la carretera de los Puertos del Silencio, una cabra montesa macho, un par de bancos, un panel con el Skyline de las montañas que se divisan y sitio para aparcar, conforman la dotación del mirador.




                                                                                                    Nacimiento del río Pitarque

El mirador de Cuarto Pelado es uno de los puntos más altos del trayecto, una encrucijada de carreteras rodeadas de dehesas que fácilmente se cubren de nieve en la temporada invernal dando paso a verdes pastos en primavera. Lugar en el que se da la bienvenida a los viajeros a la The Silent Route que llegan a ella desde Cantavieja o de Fortanete y la Sierra de Gúdar.


                                                                                                                       Cuarto Pelado

La The Silent Route forma parte de una nueva iniciativa turística del gobierno de Aragón que incluye 16 rutas repartidas por todo el territorio. Itinerarios, en su mayoría, que discurren por carreteras secundarias de la red de la comunidad aragonesa, dentro del proyecto Slow Driving, viajar sin prisas, que pretende dar a conocer lugares recónditos de su geografía que son menos conocidos pero no menos bellos, disfrutando del viaje, de los paisajes, de la naturaleza, de los pueblos, del patrimonio cultural, de la gastronomía y de la amabilidad de sus gentes.


      ¡Llena el deposito de tu vehículo y disfruta de la The Silent Route!


                                                                                                                                     Ejulve 
                                                                
Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   

martes, 30 de abril de 2019

Fuendetodos, Campo de Belchite, Zaragoza, Aragón




La pequeña localidad de Fuendetodos, situada en la actual comarca zaragozana Campo de Belchite, a menos de 40 kilómetros de Zaragoza, fue testigo del nacimiento del pintor aragonés de fama universal, el genial Don Francisco de Goya y Ludientes.





Fuendetodos recibe cada año miles de visitantes, nacionales y extranjeros, atraídos por la figura del gran genio. Un pequeño pueblo de gentes amables y acogedoras, con pintorescos y bellos rincones de arquitectura popular por los que pasear plácidamente: calles con escaleras, muros de piedra, fuentes...






En Fuendetodos todo recuerda al artista: la Calle Goya, la Plaza de Goya, la Escuela de Goya, esculturas, bustos...




En la Casa Natal de Goya se conservan algunas estancias, mobiliario y utensilios coetáneos del artista en un ambiente de austeridad y pobreza como el que rodeo al pintor. Una casa de labradores compuesta por zaguán, cuadra y cocina en la planta baja, con una escaleras de piedra que conduce al primer piso en que se encuentra la sala y dos alcobas. En la segunda planta se encuentra el granero con cubierta a dos aguas. 
Una vivienda típica de arquitectura rural aragonesa de piedras, paredes encaladas y vigas de madera de aspecto rústico y popular.





A escasos metros de la Casa Natal de Goya, situado en la misma calle, el Museo del Grabado dedicado al artista acoge una completa colección de sus grabados, ademas de un taller en el que se imparten cursos de iniciación.

La Sala Ignacio Zuloaga completa el trío de la visita cultural de la entrada conjunta de 3€ (entrada general), un precio que calificaríamos de simbólico que pone la cultura al alcance de todos. 





La iglesia Parroquial de la Asunción, los restos del castillo medieval, las neveras y conocer la leyenda de la fuente origen del topónimo del pueblo son otros atractivos de la población.





En Fuendetodos, situada a unos 800 metros sobre el nivel del mar, todo gira en torno al genio universal, pero gracias a su situación geográfica también giran, y mucho, los 97 aerogeneradores repartidos en tres parques eólicos, mitad de los cuales están en suelo municipal. Muchos son los vecinos que tienen un molino en sus tierras, algo que al cabo del año deja beneficios a los particulares y al municipio. Beneficios que son invertidos en desarrollo, en infraestructuras de bien comunitario y en espacios culturales de carácter medioambiental, creando riqueza y empleo
. Fuendetodos recibió en 2014 el premio «Eolo» por su modelo de integración de energía eólica en el medio rural. Un pueblo que vive del aire.



Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales  


lunes, 25 de febrero de 2019

¡¡¡¡ MAGDALENA FESTA PLENA !!!!

                                                                                   Imagen: web ayuntamiento de Castelló
          

Una vez más, como cada año, el tercer domingo de Cuaresma, el pueblo de Castelló empuñara la caña con su cinta verde y se convertirá en romero para cumplir con la más entrañable de sus tradiciones, subir hasta el cerro de la Ermita de la Magdalena, en el Castell Vell. 







De nuevo Castelló de la Plana se pondrá sus mejores galas para celebrar sus fiestas fundacionales. En ellas se celebra el traslado de la población de la antigua villa medieval, anclada en el cerro de la Magdalena, al fértil plano, por privilegio real del monarca más decisivo en la historia de estas tierras, Jaime I.







Jaime I extendería un documento por el que autorizaba a Ximén Pérez de Arenós, su lugarteniente en el reino de Valencia, a trasladar la villa desde su emplazamiento originario, al lugar de la llanura que les pareciera más apropiado.




Como cada año la fiesta empieza la víspera, a las doce en punto se disparan las primeras carcasas que hacen retumbar Castelló para anunciar el inicio de las fiestas. Le siguen las inauguraciones por parte de la Reina de las fiestas y su corte de honor. El Mesón de la tapa y la cerveza, y el Mesón del vino, son puntos de encuentro habituales en los siguientes días de miles y miles de castellonenses y visitantes. A este primer día se le denomina -"Día de la Provincia", en la tarde del sábado, el tradicional Pregó recorre las principales calles de Castelló. Cabalgata costumbrista en la que las calles son testigo de las tradiciones y el folclore de los diferentes pueblos de la provincia. El pregonero, montado a caballo, encabeza esta cabalgata leyendo los versos de Bernat Artola que comienzan así:



L´ Alcalde de la ciutat


i terme de Castelló


té hui la satisfacció


de fer saber al veïnat:


Que ja el dia és arribat


De la nostra Magdalena


i desitjant siga plena


de goig pur i verdader,


convoca el poble sancer


a traure l´amor de pena !

..........................




El domingo es el día grande de la fiesta. 

-"Magdalena Festa Plena".

Al amanecer, desde lo alto de la torre del Fadrí, el volteo de la alegre campana Vicente anuncia a los cuatro vientos la solemnidad del día. A lo que le sigue la despertá: cohetes, carcasas y masclets, son los encargados de que no quede nadie durmiendo. A continuación, reparto de cañas y cintas, pieza imprescindible de los romeros.






-"La Romería de les Canyes" encabezada por la Reina de las fiestas y todos los sectores de la fiesta, salen desde la Plaza Mayor hasta el Ermitorio de la Magdalena, para celebrar el traslado hecho siglos atrás por los primeros pobladores. A mitad de camino es tradicional hacer una parada en Sant Roc de Canet, para tomarse la "figa i dosset"*

La Romería de les Canyes está declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial


                             Sant Roc de Canet

Por delante toda una semana de fiesta nos espera: la Torná, el Desfile de Gaiates*, la Encesa, la Cabalgata infantil y la Ofrenda floral a la Patrona, la Mare de Déu del Lledó. Conciertos, espectáculos pirotécnicos, compañías de animación, agrupaciones musicales internacionales y un sin fin de actos más. Gaiatas y collas*, invaden las calles. 


                                  
                                                                                               


La alegría y la luz se adueñan de los días y noches de la ciudad. La fiesta es continúa. Cada rincón de Castellón tiene su momento. 

Después de nueve días, la fiesta llega a su fin.

Un desfile y una gran traca final recorre las principales calles de la ciudad, donde, los más atrevidos corren delante y los menos osados detrás. Partiendo y llegando a la plaza Mayor, al ayuntamiento, donde la Reina de las fiestas desde el balcón de la casa consistorial, entre alegría y pena, grita  ¡¡¡¡¡ MAGDALENA!!!!!


A lo que la multitud allí congregada contesta al unísono.


¡¡¡¡¡ VITOL!!!!!




 Vídeo promocional 2016 Ayuntamiento de Castellón: www.castello.es

*
Figa i dosset: Especie de tentempié que consta de buñuelos rellenos de higos secos y un trago de aguardiente o mistela. La palabra dosset proviene de la medida que antiguamente se tomaba de aguardiente.

Gaiata: es el monumento que simboliza el gaiato o bordón, con el extremo superior redondeado y con un farol de aceite colgando de él, que los primeros pobladores utilizaron es su traslado. El farolillo de aceite a evolucionado hasta nuestros días convirtiéndose en sofisticadas combinaciones de Leds. La expresión que mejor define a la Gaiata es que es “un esclat de llum sense foc i sense fum (un estallido de luz sin fuego y sin humo)” 

Colla: Pandilla de amigos. Algunas llegan a ser asociaciones con gran número de socios-amigos. 

Vitol: Viva.     

Un compañero casi imprescindible de estas fiestas, en la mochila o saquito de almuerzo, es El Ximo

                                                                      
Si buscáis camisetas diseñadas especialmente para las fiestas de la Magdalena, echar un vistazo AQUÍ
                                     
Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


lunes, 29 de octubre de 2018

Monreal del Campo, Teruel

El Oro Rojo del Jiloca
“La rosa del azafrán”

Amanece en la comarca del Jiloca, las gentes del lugar con sus capachos salen al campo, van a recoger una pequeña y hermosa flor “La rosa del Azafrán”. Monreal del Campo es una localidad de la Comarca del Jiloca de Teruel, situada 929 metros de la altitud sobre el nivel del mar, a 60 km. de la capital turolense, bien comunicada con ésta por la A-23 y por N-234.


El Crocus Sativus es el nombre científico de un pequeño bulbo, que se planta de julio a septiembre y florece entre la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre, momento en el que los campos se ven pintados de un violeta muy suave, el color del tesoro del Jiloca. Esta comarca era una de las mayores productoras de azafrán y de mayor calidad.

"La rosa del azafrán, es una flor arrogante, que nace al salir el sol, y muere al caer la tarde", esto dice el estribillo de la zarzuela que allá por los años 30 del pasado siglo, le dedicara el maestro Guerrero a esta pequeña y apreciada flor. Y una verdad como un templo, esta efímera flor tiene que ser recogida al amanecer, a veces aun con la escarcha de la mañana en el suelo, una labor realizada normalmente por mujeres que las iban recolectando, aun sin abrir, y depositando en sus capachos.





Una vez recogida la flor se pasaba a esbrinar, sentados alrededor de una mesa se extendían las flores sobre ella y se procedía a separar la flor, se aprovecha únicamente los dos pequeños hilos rojos, los estambres, estos se colocaban en un cedazo al calor de las brasas para que poco a poco las hebras se fueran tostando, el resultado es el producto que todos conocemos, el azafrán.

En Monreal del Campo se encuentra, desde hace ya algunos años, el Museo del Azafrán, en él podemos ver como antaño se realizaba el cultivo y la recogida de esta efímera flor, los aperos de labranza y muchos objetos más, es un museo etnográfico en el que con paneles y con objetos podemos ver cómo era la vida de los agricultores de esta comarca en el pasado.





En el presente, desde el ayuntamiento de Monreal del Campo y desde la Empresa de Productores Azafranes Jiloca, se está intentando impulsar de nuevo la producción en la comarca y convertirla en una actividad rentable.

La especia más cara del mundo, introducida en la península en el siglo IX por los árabes, que debido a su delicada manipulación continua siendo, mil años después, la causa de su elevado precio.




Todos sabemos utilizar el azafrán como condimento, lo que quizá no sepáis, por lo menos para nosotros ha sido todo un descubrimiento, es que también se hace un licor con él. En la comarca del Valle del Jiloca lo elaboran desde antiguo, es de un sabor francamente agradable, también se está innovando y se elaboran quesos, longaniza de Aragón, chocolate y otros productos. 





Se sigue investigando para desarrollar productos cosméticos basados en sus virtudes medicinales; perfumes, cremas, jabones, estos últimos ya están comercializados. Productos que se venden en su mayoría en tiendas de delicatessen.

¿Sabíais que el azafrán posee propiedades medicinales? Es tónico, estimula el apetito, favorece la digestión, es sedante, combate la tos y la bronquitis, mitiga los cólicos y el insomnio, calma los problemas de dentición infantil, favorece la expulsión de gases, favorece la menstruación, también es bueno para combatir los trastornos nerviosos, espasmódicos y el asma.

El licor de azafrán también se elabora en otros lugares del mundo, en Italia existe una leyenda que dice que era una pócima amorosa que unía a dos personas que bebían de él sin saberlo.

Monreal del Campo es punto de sellado del Camino del Cid.





Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                              

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Cabra de Mora, Teruel

 Un escalón, siete años de perdón



Cabra de Mora es un bonito pueblo de la comarca Gúdar-Javalambre en Teruel, en el que se encuentra una réplica de la Escala Santa de San Juan de Letrán en Roma, a la que el Papa Benedicto XIII le concedió los mismos atributos.


Cabra de Mora está situada en las estribaciones de la Sierra de Gúdar, junto a la confluencia de los ríos Alcalá y Valbona, a 52 km. de Teruel, llegando por la A-23 y dejando está en la salida 92, en la Puebla de Valverde, siguiendo hasta Mora de Rubielos y tras 11 km. más llegamos Cabra de Mora.





Cabra de Mora está situada a 1.085m. de altitud sobre el nivel del mar, en una ladera junto a los ríos Alcalá y Maleza. A sus gentes se les denomina egabrenses.






Nada más llegar nos recibe en primer lugar la ermita de Nuestra Sra. de Loreto, de típica construcción en la comarca, seguiremos hacia delante y nada más pasar el río nos encontramos con el conjunto que forman la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcangel, un templo barroco churrigueresco con interior rococó, la Ermita de la Escala Santa y el Baptisterio de San Juan. Todo el conjunto está declarado Bien de Interés Cultural.




Lo más curioso de este conjunto, sin quitarle méritos a todo lo demás, es la Ermita de la Escala Santa, que se construyo con la única intención de albergar en ella una escalera de 28 escalones, construida a imagen y semejanza de la que se encuentra en San Juan de Letrán en Roma, la escalera de la casa de Pilatos por la que subió Jesús y que Santa Elena mando trasladar de Jerusalén a Roma. Benedicto XIII dotó a esta réplica de los mismos atributos que la original.





Según reza una de las inscripciones de la fachada no hay un lugar más santo que este.

"NON EST IN TOTO SANCTI ORBE LOCUS. SIETE AÑOS DE INDULGENCIA GANA EL FIEL,ARRODILLADO, DE LA ESCALA CADA GRADO SUBA CON GRAN REBERENCIA, CON LA MISMA DILIGENCIA, EN LLEGADO AL LUGAR SANTO, DEL SANCTA SANCTORUM ,TANTO ES LO QUE PUEDE GANAR, QUE NO SE PUEDE CONTAR POR SER INFINITO EL QUANTO "

28 escalones de mármol negro que representan la Pasión, según reza en la inscripción y cuenta la tradición, aquel que suba la Escala de rodillas, tendrá siete años de indulgencia por cada escalón. 

Todo el interior de la ermita está dedicado a la Pasión.




Aprovechando el espacio que queda debajo de la ermita de la Escala, se construyo el Baptisterio de San Juan. En la portada otra inscripción de la época de Benedicto XIII, otorga perdón a todo el que aquí rece.

Creyentes o no, no deja de ser curioso lo que en este lugar encontramos.





Por otra parte el pueblo es de esos que merece la pena pasear con detenimiento: hermosas calles, el ayuntamiento y las casas de piedra. Justo al lado de la iglesia se encuentra una de las más llamativas, cubierta de hiedra y balcones floridos en época estival.




Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
             

jueves, 30 de agosto de 2018

Reserva Natural Marina de las Islas Columbretes, Castellón



Frente a las costas de Castellón, a tan solo 30 millas náuticas, se encuentra uno de los tesoros más desconocidos de la Comunitat Valenciana, uno de los espacios de mayor interés ecológico del Mediterráneo, un paraje natural inigualable. Unas islas alejadas del típico tópico de sol y playa. Un pequeño archipiélago de origen volcánico que fue declarado Parque Natural protegido y posteriormente Reserva Natural Marina de las Islas Columbretes.




Las Islas Columbretes están formadas por una serie de islotes y escollos de origen volcánico agrupados en cuatro conjuntos, cada uno de los cuales toma el nombre de la isla más grande de cada grupo; L'Illa Grossa, es la mayor del archipiélago y la única que ha sido habitada, la Ferrera, la Foradada y el Carallot. Su nombre, Columbretes, proviene del latín Colubraria, en alusión a la gran cantidad de culebras y serpientes que en la antigüedad habitaban estas islas. Por ellas han pasado: romanos, griegos, navegantes, piratas, contrabandistas, científicos, militares y pescadores en busca del refugio que ofrece la bahía natural de la Grossa.



Desde mediados del siglo XIX hasta 1975, año en que se automatizó el faro, los únicos habitantes fueron los fareros y sus familias, aconteciendo nacimientos y también defunciones. De aquella época, además del faro, queda un cementerio, las casernas, donde hoy en día viven los guardas de la Reserva, una pequeña capilla con la Virgen del Carmen, restos de los huertos, los aljibes, dos de los cuales se siguen utilizando, y las escaleras labradas en la piedra que llegan hasta el mar.




Desde su declaración en 1988 como espacio protegido de la Comunitat Valenciana, se puso fin a décadas de infortunio: bombardeos, visitas y prácticas sin control, lo que supuso un antes y un después para estas islas. Protegiendo, tanto la superficie emergida como la sumergida, mucho mayor, con especies vegetales y animales endémicas de las islas, como la lagartija de las Columbretes o el mastuerzo marino de Columbretes (lobularia maritima ssp columbretensis). El archipiélago está declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) e incluye una microreserva de flora. Praderas de fanerógama y el mayor bivalvo del mediterráneo, la nacra, e incluso el coral rojo, tienen presencia en la zona sumergida, la más y mejor conservada de nuestros fondos marinos.



A día de hoy las visitas están reguladas, con un cupo fijado en 78 personas al día, ampliándose hasta 120 los fines de semana y festivos de julio y agosto, compaginando la protección con las visitas turísticas.




La visita se debería de comenzar en el Centro de Visitantes de la Reserva Natural de las Islas Columbretes, situado en el sótano del Planetario, en el Grao de Castellón, donde además de la información sobre el valor del espacio natural protegido, se da a conocer la historia humana y la influencia de estas islas en la gente del mar. La exposición está dividida en cuatro módulos representados por fareros, científicos, pescadores y guardas.





Para visitar las islas existen empresas que organizan excursiones con salida desde los puertos de Peñíscola, Oropesa del Mar, Burriana y Castellón. Las Columbretes están situadas a algo menos de 60 kilómetros de la costa de Castellón, por lo que el trayecto, dependiendo del puerto de salida y del tipo de embarcación, suele durar entre dos y tres horas de navegación. Las excursiones están programadas para todo el día, saliendo a primeras horas de la mañana y regresando por la tarde. Ellos mismos gestionan el permiso para desembarcar en el Puerto Tofiño, en l'Illa Grossa, y hacer la visita, que siempre es guiada. El acceso a la isla se realiza por unas escaleras de mucha pendiente. Una vez en tierra, los guardas o técnicos de la Reserva Natural, guían al grupo por el único itinerario posible, desde el puerto hasta el faro, situado en la parte más alta de la isla, a 67 metros sobre el nivel del mar, un recorrido de 800 metros, corto, pero que suele coincidir con las horas centrales del día, por lo que el nivel de radiación solar es máximo. En Columbretes no hay sombras, ni agua potable, ni esta permitido comer o pernoctar en tierra.




Las excursiones suelen incluir tiempo para bañarse y bucear a pulmón en Puerto Tofiño. Se suele dar una vuelta con la embarcación por archipiélago, acercándose a las otras islas lo máximo permitido y sin desembarcar. La comida se realiza abordo, incluida en el precio o no dependiendo del paquete contratado, y se pueden comprar bebidas frescas en el barco.



Para hacer submarinismo en la Reserva Marina se requieren de permisos previos. Hay empresas que ofrecen este tipo de servicio y alquiler de material.





Nuestra excursión nos costo 60€ por persona, sin comida, con salida y llegada en el Puerto Deportivo de Oropesa del Mar, al cual llegamos en bicicleta por la Vía Verde del Mar pedaleando al amanecer.








Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales