sábado, 30 de junio de 2018

Comarca de Gúdar Javalambre, Teruel





La Comarca de Gúdar Javalambre, situada al sur de la provincia de Teruel, en el linde con la Comunitat Valenciana. Aúna el territorio de la Sierra de Javalambre, una de las elevaciones más importantes del Sistema Ibérico, y de la Sierra de Gúdar, en la que se encuentran las cotas más altas de la Ibérica Turolense. Javalambre, cuyas cumbres se visten de blanco gran parte del año, hace las delicias de los aficionados al esquí, junto a las pistas de Valdelinares, el pueblo más alto de España, muy cerca del pico Peñarroya, techo de la provincia ¡Y es que en Gúdar Javalambre, se pueden tocar las estrellas!





Y estrella, pero gastronómica, es la que se esconde bajo tierra. La Trufa Negra, Tuber Melanosporum, es uno de los manjares más exquisitos de esta comarca, junto al jamón, que es la estrella de la provincia.





Una provincia llena de paisajes, rincones con encanto y bonitos pueblos. Dos de los Pueblos más Bonitos de España se encuentran en la Sierra de Gúdar: Rubielos de Mora y Puertomingalvo, que forma parte del Parque Cultural del Maestrazgo. 




Pueblos monumentales como Mora de Rubielos, cabecera de la comarca, con su colegiata y señorial castillo, son buenas muestra de su importante pasado.





Valles hermosos como el del río Mijares a su paso por Olba o el del río Alcalá, en la Virgen de la Vega. La Sierra de la Moratilla y los Caños de Gúdar, nacimiento del Alfambra, un río cuyas agua llegan a Valencia tras unirse a las del Guadalaviar para formar el Turia. Manzanera y su balneario o Albentosa con sus Puentes, son solo una pequeña muestra de lo que esta comarca posee, una riqueza paisajística y patrimonial de primer orden que enamora a primera vista.





A continuación hemos hecho una recopilación de publicaciones anteriores de  lugares de la Comarca de Gúdar Javalambre. 
No están todos los que son, pero sí que son todos los que están.



Asentado a los pies de una gran muela rocosa, a 1.581 metros sobre el nivel del mar, con su enorme balconada que se asoma sobre el Valle del Alfambra, Gúdarcon menos de 100 habitantes, es el pueblo que da nombre a toda una sierra, la Sierra de Gúdar. 
Desde la lejanía lo que más llama la atención de Gúdar es su ubicación, una situación de altura que lo convierte en un excelente mirador de todo este valle, sus pastizales y sus pinares, brindándonos la oportunidad de ver atardeceres preciosos. Leer más 👉  Gúdar, el pueblo que da nombre a toda una Sierra



El casco histórico de Rubielos de Mora es una suma de edificios civiles y religiosos. Uno de los más bellos es el del ayuntamiento, con un patio interior y lonja, el cual sirve de zaguán a la oficina de turismo y demás dependencias del consistorio que, en conjunto, forma uno de los rincones más admirados y fotografiados de la villa. Leer más 👉 Rubielos de Mora, “Uno de los Pueblos más Bonitos de España”





La trufa es un regalo de la naturaleza, un hongo que crece bajo tierra. Las principales zonas productoras en España están localizadas en el Maestrazgo, Els Ports y Soria, siendo Sarrión la población con mayor superficie plantada de árboles micorrizados de España, aspirando convertirse en la capital de la Trufa
Leer más 👉Los Diamantes Negros de Sarrión "Las Trufas"





Albentosa está situada a 960 metros de altitud. Durante siglos ha sido un importante nudo de comunicaciones. Sus calles eran atravesadas por el Camino Real de Teruel a Valencia -por expreso deseo de Fernando El Católico- del que partían dos caminos más; el que unía Levante con la Sierra de Gúdar, por el puente de la Fonseca, y el que se adentraba en la Sierra de Javalambre, atravesando la villa de Manzanera.





Un escalón, siete años de perdón...

Cabra de Mora es un bonito pueblo en el que se encuentra una réplica de la Escala Santa de San Juan de Letrán en Roma, a la que el Papa Benedicto XIII le concedió los mismos atributos que a la de la ciudad santa. 
Leer más 👉 Cabra de Mora  




Un pueblo de casas de color claro, que contrastan con los tejados de teja árabe roja, un pueblo que en verano multiplica por cinco su población..... ¿que tendrá Linares? Leer más 👉 Linares de Mora





Disfrutar de excursiones diarias o simplemente dar largos paseos a la sombra de las grandes árboles que festonean los caminos y sendas, como la senda fluvial que va desde la Virgen de la Vega hasta los pies del castillo de Alcalá de la Selva o viceversa. 

Disfrutar de paseos en los que echar un trago de agua fresca en algunas de las fuentes de manantiales libres de cualquier asomo de contaminación, o algo tan simple, como respirar a pleno pulmón, este aire saludable que llega cargado de aromas y fragancias de plantas silvestres. 
Leer más 👉 Alcalá de la Selva y La Virgen de la Vega





El difícil acceso en las últimas décadas del siglo XX ha propiciado que su estado de conservación sea bastante parecido al original, pudiendo disfrutar ahora de una villa medieval bien conservada.

Se puede decir que el pueblo son tres calles, el resto son callizos que las comunican, salvando las diferentes alturas con escaleras o pendientes. Perderse por ellos es una gozada, pues nunca se sabe que te vas a encontrar al doblar la esquina. Repartidos por toda la villa hay gran cantidad de relojes de sol.





La Comarca de Gúdar Javalambre es de fácil acceso por carretera, gracias a la autovía Mudéjar, la A-23, vial que transcurre entre las dos sierras, haciendo que los trayectos sean relativamente cómodos.




Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


viernes, 25 de mayo de 2018

S'Albufera des Grau, Menorca, Islas Baleares



Al noreste de Menorca, no muy lejos de la capital de la isla y bien comunicada con ésta por carretera, se encuentra el parque natural más importante menorquin, una de las áreas de mayor importancia ecológica de las Baleares, punto clave de que Menorca esté declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera. Una albufera abierta al mar en la que habitan miles de aves: S'Albufera des Grau.







Un humedal de forma alargada, con márgenes abruptos que lindan con el mediterráneo y que se mantiene comunicado con el mar a través de un canal de nombre Sa Gola. Las rocas se alternan con las playas. La vegetación es abundante y la fauna predominante son las aves.





La visita a S'Albufera des Grau debe comenzar pasando por el centro de Recepción Rodríguez Femenias, en el que además de recorrer la exposición e informarnos de los puntos más interesantes a visitar (senderos y de más cuestiones a tener en cuenta) nos prestarán, sin cargo, dejando el DNI como fianza, unos prismáticos, esenciales para avistar las aves. 




Para la visita hay creadas tres rutas, dos de ellas parten del mismo lugar, próximo al centro de visitantes hasta el que se puede acceder en vehículo propio, aparcando en la zona habilitada para ello. La tercera de las rutas se localiza en el pueblo de Es Grau, con un tramo accesible a personas con movilidad reducida gracias a las pasarelas de madera instaladas, y parte de la cual coincide con el legendario camino natural Camí de Cavalls que circunvala toda la isla. Las tres son muy recomendables, ciclables y fáciles de recorrer.





Comenzamos realizando el itinerario 1, que lleva hasta el Mirador de Cala Llimpa, un recorrido de 800 metros de ida y otros tantos de vuelta y que al poco de comenzar tiene un ramal que se dirige hacia una de las casetas de avistamiento. El sendero es de continuo y suave ascenso hasta llegar al mirador que le da nombre al itinerario. 






De nuevo en el punto de inicio continuamos con el Itinerario 2, Santa Madrona, añadir que los recorridos son cortos y en un mismo día hay tiempo de sobra para realizar los tres, maxime si es en primavera que el día alarga y las temperaturas son suaves. En este segundo recorrido, además de varias aves, tuvimos la suerte de oír primero, y ver después, algunas tortugas entre los matorrales. 







El tercer recorrido, el itinerario 3, Sa Gola, tiene forma de “Y” y las metas son el Mirador, a 800 metros del inicio y la Platja des Grau, a 1.700 metros del comienzo del sendero. Parte del recorrido discurre por pasarelas de madera y un tramo muy agradable entre pinos. El tramo final que se dirige al Mirador se realiza por unas escaleras muy empinadas y abruptas. 







S'Albufera des Grau es uno de los lugares imprescindibles para todo senderista que visite Menorca en el que resulta muy fácil practicar Birdwatching.





      Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

domingo, 29 de abril de 2018

Los misterios de la prehistoria de Menorca



Las construcciones Talayóticas de la isla de Menorca, son únicas en el mundo. Expertos y estudiosos debaten sobre la antigüedad, levantamiento y uso de estas misteriosas construcciones hechas con piedras de tamaño colosal.





Increíble y misteriosa la herencia prehistórica de la isla de Menorca, con el yacimiento de Trepucó, la edificación llamada La Naveta dels Turons y los monumentos prehistóricos esparcidos por toda la isla llamados Taulas. Restos de poblados talayóticos y restos de su cultura están por toda la isla: construcciones para extraer agua del subsuelo, antiguos poblados, lugares de ceremonias y enterramientos, hacen de la isla un lugar de misterio en el que los investigadores no alcanzan a descifrar todos los enigmas que encierran.





Las Taulas, llamadas así por su forma que recuerda a la de las mesas, son únicas en el mundo, alguna de ellas llega casi a los seis metros de altura. Monumentos cuyo origen, antigüedad y finalidad llevan a gran controversia. Se han encontrado vestigios que se suponen egipcios, una figura de Imhotep sentado con instrumentos quirúrgicos, también la figura de un toro realizada en bronce, encontrado en el yacimiento de Trepucó, la figura de un caballo, así como un pebetero en el que quemaban incienso o alguna otra hierba aromática. Otro misterio que rodea Las Taulas es el porque no se encuentran en Mallorca estos significativos monumentos, ya que ambas islas pertenecían a la misma cultura Talayótica. Las piedras para la realización de estos monumentos fueron talladas en la cantera y tienen un peso de varias toneladas y cuesta imaginar su costoso traslado y alzado hasta su ubicación. La antigüedad de estas construcciones, según algunos estudiosos del tema, podría datar del 1.200 antes de Cristo. Algunos creen que son monumentos funerarios, también hay quien opina que como Stonehenge (Inglaterra), era un observatorio astronómico, o también podían haber sido templos religiosos. Hay estudiosos que dicen que las Taulas son imágenes que simbolizan la figura del toro que fue idolatrado en la antigüedad en todo el Mediterráneo. Se han descubierto diferentes estratos de cenizas con restos de animales que indican que las Taulas fueron utilizadas en distintos periodos a lo largo de los siglos. Un poblado llamado Torralba d'en Salord, tiene una de las Taulas mejor conservadas, aunque no es la más grande, está ubicada entre Mahón y Alaior.





Otro vestigio de la prehistoria menorquina es La Naveta dels Tudons, una construcción con finalidad funeraria. Se hicieron excavaciones en 1975 y allí se encontraron los restos de más de 100 individuos enterrados en su interior, así como diversos objetos que acompañaban los enterramientos como pulseras de bronce, botones de hueso y restos de piezas cerámicas. Esta restaurada y abierta al público. Es uno de los reclamos turísticos más visitados.





Este legado prehistórico añade un misterioso atractivo a la oferta turística de Menorca y cuando estas frente a estas construcciones, un halo de misterio te invade y te deja maravillado ante el esfuerzo de estos antepasados al realizar tan costosas construcciones. Quizás el tiempo aclare tantas incógnitas y nos ayude a revivir su historia, mientras tanto solo la observación de estas maravillas de la antigüedad hacen que valga la pena cruzar el trocito del Mediterráneo que nos separa.





      Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

martes, 20 de marzo de 2018

Els Estanys de Almenara




El litoral valenciano está lleno de zonas de Humedales: marjales, albuferas, estanques y zonas pantanosas, que, en el pasado, en ocasiones por desconocimiento de su valor ecológico, para evitar enfermedades, por necesidad de terreno o por especulación urbanística, se desecaron. Afortunadamente muchas de estas zonas han llegado en buenas condiciones hasta nuestros días. Este es el caso del paraje Els Estanys y la Marjal de Almenara, un humedal compuesto de tres lagunas de agua dulce. Una de las zonas de humedales de mayor importancia dentro del territorio valenciano por su biodiversidad, declarado lugar de interés y zona de  protección de Aves.





Almenara es una población de la Comarca de la Plana Baixa, al sur de la Costa de Azahar, 
en la provincia de Castellón, en la Comunidad Valenciana su término va del mar a la montaña y es limítrofe con la provincia de Valencia.




Su casco urbano está situado en los pies un cerro en el que se conservan vestigios del castillo de origen árabe y dos de las torres de vigilancia "Agüelet y Agüeleta", que se observan desde la distancia. Atalayas desde las que se vigilaba la población y desde donde se divisa una bonita panorámica.





Els Estanys de Almenara se encuentran a medio camino entre la población de Almenara y su playa Casablanca. De fácil acceso es vehículo particular, está dotado de amplio aparcamiento, un aula de natura, zona de picnic, servicios y bar restaurante.





Un paseo de fácil trazado, muy plano, apto para personas de movilidad reducida, para realizarlo caminando o en BTT, circunda todo el perímetro de las lagunas con diferentes recorridos, con casetas especiales para la observación de aves, bancos y paneles explicativos a lo largo de las rutas ayudan a la interpretación del paisaje.





En sus orillas crecen plantas herbáceas como el junco, las cañas o las adelfas. Y también árboles, como el como sauce, cuyas necesidades hídricas son muy elevadas.




Muchas aves pasan aquí el invierno, otras solo están de paso y otras muchas son residentes de continuo, por lo que según en la época que lo visitemos podemos ver mayor o menor presencia de aves como patos, cormoranes, garzas reales, pollas de agua, etc. También tortugas autóctonas en peligro de extinción.




Bajo de la “Penya de l’Estany”, mirador de excepción de las lagunas, se sitúa una apertura por donde sale el agua subterránea a la superficie, la cual proviene de la Sierra de Espadán, conocido como el Ullal, un manantial que provee la laguna de agua limpia y cristalina. Justo enfrente de él, y a lo largo de toda la ruta, hay situadas unas tarimas para los pescadores, una actividad recreativa permitida en el paraje respetando las normas medioambientales: limitación de capturas, control de tallas mínimas, pesca sin muerte, etc.




Els Estanys de Almenara es un paraje natural apto para disfrutar del medioambiente con toda la familia.


Almenara es punto de sellado del Camino del Cid




      Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


lunes, 15 de enero de 2018

Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón



Todos hemos oído hablar del Parque Nacional de las Secuoyas gigantes de California, en Estados Unidos, lo que quizá no es tan sabido, es que en nuestro país, en España, también tenemos un bosque de esta especie. Cierto es que no son tan gigantes, darles tiempo y veréis, pero también es verdad que no hay que cruzar el charco para admirarlas, las tenemos a un paso de casa, bueno o a dos, en la bonita comunidad Cántabra.





Justo en el limite entre los términos de Cabezón de la Sal y Udias, al pie de carretera CA- 135, que une las localidades de Cabezón de la Sal y Comillas, aproximadamente en el PK 2, se encuentra el acceso al Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón.




El lugar esta señalizado, no tiene perdida, dispone de dos aparcamientos, uno justo en la entrada del monumento, de pocas plazas, dos de ellas reservadas para minusválidos, y otro, con más capacidad, a unos metros del primero, con acceso peatonal señalizado por el arcén. 






Nosotros, dadas las fechas en las que lo visitamos, pudimos aparcar en el primero, en la puerta.
El acceso al bosque está, en su primer tramo, adaptado a personas con movilidad reducida, una pasarela de madera que se adentra en el bosque unos 200 m., con una pendiente de 4,5% que facilita el acceso en silla de ruedas y carritos, prohibido para bicis y motos, y que se toma como entrada principal para todos los visitantes, evitando así la erosión en el resto del parque. 







El camino comienza con un bosque mixto; robles, hayas y castaños, entre otras especies, que lo hace especialmente atractivo en otoño. Las secuoyas se encuentran a pocos metros de comenzar, y se distinguen rápidamente por su esbeltez, la verticalidad y anchura de sus troncos y su altura. Son arboles de la familia de las coníferas, por lo que no pierden sus hojas. Un árbol inhabitual en Cantabria que llego aquí como consecuencia de las políticas forestales de otras épocas, en las que se buscaban especies de repoblación forestal de rápido crecimiento, y productivas, para abastecer a la industria maderera. A día de hoy este bosque, con sus 850 Sequoias sempervirens, forma la masa forestal más grande de Europa de esta especie. Ejemplares que oscilan entre los 40 y 50 metros de altura y con un tronco que ronda los 2 metros de perímetro.





Junto al aparcamiento de la entrada hay una zona con mesas de pícnic, paneles informativos, ademas de una caseta de información abierta en temporada  y contenedor para la basura.

El Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón, pese a no ser un bosque muy grande, impacta por el tamaño de las secuoyas, y lo despejado que está en el suelo, ya que en sus pies no crecen las especies de sotobosque. 

Una visita más que recomendable, de fácil acceso y apta para toda la familia. 


Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales