miércoles, 19 de septiembre de 2018

Cabra de Mora, Teruel

 Un escalón, siete años de perdón



Cabra de Mora es un bonito pueblo de la comarca Gúdar-Javalambre en Teruel, en el que se encuentra una réplica de la Escala Santa de San Juan de Letrán en Roma, a la que el Papa Benedicto XIII le concedió los mismos atributos.


Cabra de Mora está situada en las estribaciones de la Sierra de Gúdar, junto a la confluencia de los ríos Alcalá y Valbona, a 52 km. de Teruel, llegando por la A-23 y dejando está en la salida 92, en la Puebla de Valverde, siguiendo hasta Mora de Rubielos y tras 11 km. más llegamos Cabra de Mora.





Cabra de Mora está situada a 1.085m. de altitud sobre el nivel del mar, en una ladera junto a los ríos Alcalá y Maleza. A sus gentes se les denomina egabrenses.






Nada más llegar nos recibe en primer lugar la ermita de Nuestra Sra. de Loreto, de típica construcción en la comarca, seguiremos hacia delante y nada más pasar el río nos encontramos con el conjunto que forman la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcangel, un templo barroco churrigueresco con interior rococó, la Ermita de la Escala Santa y el Baptisterio de San Juan. Todo el conjunto está declarado Bien de Interés Cultural.




Lo más curioso de este conjunto, sin quitarle méritos a todo lo demás, es la Ermita de la Escala Santa, que se construyo con la única intención de albergar en ella una escalera de 28 escalones, construida a imagen y semejanza de la que se encuentra en San Juan de Letrán en Roma, la escalera de la casa de Pilatos por la que subió Jesús y que Santa Elena mando trasladar de Jerusalén a Roma. Benedicto XIII dotó a esta réplica de los mismos atributos que la original.





Según reza una de las inscripciones de la fachada no hay un lugar más santo que este.

"NON EST IN TOTO SANCTI ORBE LOCUS. SIETE AÑOS DE INDULGENCIA GANA EL FIEL,ARRODILLADO, DE LA ESCALA CADA GRADO SUBA CON GRAN REBERENCIA, CON LA MISMA DILIGENCIA, EN LLEGADO AL LUGAR SANTO, DEL SANCTA SANCTORUM ,TANTO ES LO QUE PUEDE GANAR, QUE NO SE PUEDE CONTAR POR SER INFINITO EL QUANTO "

28 escalones de mármol negro que representan la Pasión, según reza en la inscripción y cuenta la tradición, aquel que suba la Escala de rodillas, tendrá siete años de indulgencia por cada escalón. 

Todo el interior de la ermita está dedicado a la Pasión.




Aprovechando el espacio que queda debajo de la ermita de la Escala, se construyo el Baptisterio de San Juan. En la portada otra inscripción de la época de Benedicto XIII, otorga perdón a todo el que aquí rece.

Creyentes o no, no deja de ser curioso lo que en este lugar encontramos.





Por otra parte el pueblo es de esos que merece la pena pasear con detenimiento: hermosas calles, el ayuntamiento y las casas de piedra. Justo al lado de la iglesia se encuentra una de las más llamativas, cubierta de hiedra y balcones floridos en época estival.




Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales