Mostrando entradas con la etiqueta Comunidad Valenciana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Comunidad Valenciana. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de mayo de 2017

El Barrio del Carmen de Valencia y su Calle de Colores



Cada vez que visitamos Valencia encontramos lugares que nos sorprenden, en esta ocasión lo ha hecho uno de los barrios más antiguos de la ciudad, el Barrio del Carmen. Situado junto a las torres de Serranos, en pleno centro histórico, en la Ciutat Vella.
                        
Comenzamos la visita entrando en la ciudad por el puente de Serranos, frente a las torres. Solemos dejar el coche en las inmediaciones de la plaza de Santa Mónica que está justo enfrente, en el otro margen del antiguo cauce del Turia, donde siempre encontramos un hueco para aparcar.






Tras recorrer el largo puente y cruzar el umbral de la puerta de Serranos, nos dirigimos hacia la primera de las calles a la derecha. ¡Y ya estamos en el Barrio del Carmen! con muchos y variados estilos de restaurantes donde calmar el apetito.







Nuestro objetivo no es otro que callejear por este barrio en busca de grafitis y de ese arte urbano que en muchas ocasiones nos sorprende gratamente. Pronto vemos los primeros, algunos en fachadas de comercios que aprovechan para mostrar a que se dedican, otros no tienen nada que ver el tema del dibujo con el parapeto en el que se asientan, muchos en muros y persianas de locales aparentemente en desuso, incluso se pueden ver decorativos y ocurrentes trampantojos.







Y paseando paseando llegamos hasta el Portal de la Valldigna, un antiguo acceso entre la ciudad cristiana y la morería. El barrio del Carmen creció entre dos cinturones de muralla, la primitiva muralla musulmana y la posterior cristiana. En él podemos ver una reproducción de un retablo en el que se representa el acto de la fundación del Monasterio de Santa María de la Valldigna por el al rey Jaime II Aragón.










Continuamos y vamos a parar a la plaza del Carmen, en la que además de terrazas de restaurantes y cafeterías se encuentra la parroquia de la Santísima Cruz y el Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen. Los claustros, tanto el gótico como el renacentista y las demás dependencias del antiguo convento hoy en día forman el Centro del Carmen (centro de cultura contemporánea, museo, salas de exposiciones…) de entrada gratuita.








Terminamos el paseo dirigiéndonos a la calle Moret, rebautizada como la Calle de Colores, en la que por iniciativa de un fotógrafo que tiene su estudio en el barrio y que animo a cuatro artistas a plasmar algunas de sus fotos en los muros de la calle, ha dado como resultado un tramo de calle lleno de arte y de colores. 














El Beso es una de las obras más populares, las parejas se paran a besarse al pasar frente a ella ya que es a lo que anima el murar con su “PROHIBIDO NO BESARSE”. 

En ese mismo mural se puede leer: 
Hay calles de paso, y una calle donde todo pasa. 






Existe una página web de esta calle -www.lacalledecolores.com- en la que podéis ampliar información, autores, títulos de obras, fotografías, etc., y desde la que se invita a etiquetar las fotos hechas en la calle con los hashtags #Kissmevlc #calledecolores y a compartirlas en redes sociales. A la vez se intenta dar con la pareja protagonista de la foto. El autor capto la instantánea en la estación de Brigde, London, el 14 de agosto de 2012.


Valencia es una ciudad con multitud de atractivos y actividades para todos los gustos y bolsillos, cocerla es disfrutarla!!





Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


miércoles, 8 de marzo de 2017

Benidorm, Comarca de la Marina Baixa, Alicante


Un destino de altura

La población con más rascacielos de España, la ciudad con más rascacielos por habitante del mundo, y la segunda, detrás de Nueva York, con más rascacielos por metro cuadrado. Con más de 300 edificios de más de quince plantas y un skyline espectacular, Benidorm es conocida como la “Nueva York del Mediterráneo”.




Benidorm hace décadas que dejo de ser un humilde pueblo de pescadores para convertirse en un destino referente turístico en toda Europa. Pionera en España en permitir el uso del bikini en sus playas. Con campañas publicitarias que le aseguraban el sol al turista o se le devolvía su dinero. Proliferaron las salas de fiestas y las discotecas y nació el festival de la canción más famoso del país.





Criticado y alabado, modelo a seguir o a evitar, lo cierto es que su urbanismo no deja indiferente a nadie.





Cada nueva construcción se proyecta con más altura que la anterior, parecen querer competir con la altura de la Sierra Gelada y del Puig Campana que ejercen de telón de fondo y le confieren un microclima especial a esta ciudad que se ha convertido en una megalópolis de altura.





                   
A día de hoy uno de los iconos de Benidorm es el edificio In Tempo, el rascacielos residencial más alto de España, seguido del Gran Hotel Bali, el hotel más alto de Europa y uno de los edificios más altos de España, con unas vistas inigualables de Benidorm y del Mediterráneo. En él nos alojamos, en la planta 38, alucinante!!






Como en otros rascacielos del mundo existe un mirador panorámico en la planta 45 de visita turística. Para subir se pueden utilizar tanto los ascensores interiores como los de cristal que ascienden por la fachada, si el viento lo permite, hasta la planta 43, las otras dos plantas hay que subirlas andando, el precio es de 6€ tarifa normal y 2,50€ para alojados, se paga en la misma planta 45 e incluye una consumición en la cafetería de la planta baja del hotel. 

                                    





Benidorm es la tercera ciudad en número de plazas hoteleras de España, detrás de Madrid y Barcelona. Las playas, los deportes náuticos y los locales nocturnos son los tres ejes de la trepidante vida de esta ciudad cosmopolita. Una ciudad diseñada para el ocio los 365 días del año, con cantidad de negocios abiertos 24h. Una ciudad que nunca duerme.






Hay actividades diurnas y nocturnas para todos los gustos y edades, de playa, de montaña y de ciudad. Música en vivo todos los días del año, discotecas y karaokes. El novedoso Flysurfing, el clásico Buceo y el divertido Cable Ski. Kayak, Paintball, Senderismo, BTT o bicicletas de paseo. Actividad de la que nosotros disfrutamos gracias al servicio de préstamo público de bicicletas Bicidorm, para residentes y visitantes, desde un día hasta un año. Con numerosas estaciones de préstamo repartidas por la urbe. Una forma fácil, cómoda y saludable de recorrer el municipio.


                   


Una actividad que no puede faltar en Benidorm es un viaje en barco por su costa. Desde el puerto de Benidorm salen barcos a diario que recorren la bahía con la posibilidad de desembarcar en la Isla de Benidorm.





La visita a Benidorm no estaría completa sin bajar las Escaleras del Amor, acceso al famoso Balcón del Mediterráneo desde la Plaza del Castillo, plaza que se fusiona con la de Santa Ana creando un mirador desde el que observar unas excelentes panorámicas de las playas, de la Isla de Benidorm y del mar Mediterráneo. El Mirador de Benidorm está situado en el Cerro de Canfalí, punto divisor de las dos playas, Poniente y Levante. Allí se encuentra el casco histórico, presidido por los restos del Fortín de Canfalí, apenas visible entre las construcciones del caserío, y por la iglesia de San Jaime y Santa Ana, parroquia del casco antiguo de Benidorm en cuyo interior se guarda la imagen de la patrona, la Virgen del Sufragio. Un paseo por su entramado de calles nos da idea de su pasado, un pequeño pueblo de pescadores y marinos del que poco o nada queda salvo el trazado y hechura de las calles ahora llenas de tascas, bares y locales comerciales. El Carreró dels Gats, junto a la calle Mayor, es uno de los rincones con más encanto.




           


Y no, nos olvidamos de sus playas, de fina arena dorada y cuidadas, muy cuidadas. Con todos los servicios y accesibles: vigilantes, socorristas, duchas, hamacas, sombrillas, juegos infantiles… Un paseo marítimo con todo tipo de restaurantes, bares, cafeterías, heladerías y un largo etcétera de locales de ocio. La Playa de Levante son dos kilómetros de costa que en verano concentra uno de los índices más altos de usuarios de Europa. En la Playa de Poniente, con más de tres kilómetros de costa, gracias a su orientación se puede disfrutar del sol hasta el ocaso. La Playa o Cala del Malpas, más pequeña y recogida, forma, junto a las otras dos, la Bahía de Benidorm.









Y aun hay más: casino, bingos, parques acuáticos, salas de fiestas, campos de golf, la inconfundible Terra Mítica…





Capital turística de la Comunidad Valenciana, símbolo de modernidad y vanguardismo, Benidorm fue la elegida para presentar en sociedad a la asociación Comunitat Valenciana Travel Bloggers (CVTB). Asociación que nace con el propósito de unir a todos los bloggers de viajes nacidos o residentes en la Comunidad Valenciana. Creando una comunidad de bloggers que comparten una misma pasión: Viajar. 

El acto tuvo lugar ayer, 7 de marzo de 2017 a las 10,30h., en la sede que INVAT. TUR tiene en Benidorm, a él asistieron numerosos medios de comunicación, autoridades y representantes de empresas patrocinadoras: Sixt, Muchosol, VIVOOD, iati, Vanyou, Baleària, Children Friendly, Hammam Al Ándalus, Bodegas BocopaEmbutidos Espinosa y HERETAT DE SOLER, y lógicamente los componentes de la asociación entre los que nos encontrábamos. Un fenómeno, el de los bloggers, que cada día tiene más presencia en el sector turístico con el que estamos encantados de colaborar.
El acto fue presentado por Carolina Selles (Los Viajes de Carol), seguido de la intervención de Francesc Colomer, Secretario autonómico de Turismo y presidente de la Agencia Valenciana de Turismo, al cual agradecemos desde aquí su apoyo, y de Enrique Gandía (Consejero Viajero), Presidente de #CVTB. ¡¡Bien por nuestro Presi!!. Mesa redonda, moderada por Pau García (El Pachinko), preguntas y sorteos de premios, como el que nos toco a nosotros, obsequio de Vanyou (un finde disfrutando una camper). Como colofón, el Vino de Honor, a cargo de Bodegas BocopaEmbutidos Espinosa y los dulces de HERETAT DE SOLER.

Muchas gracias a todos los que habéis apostado, confiado y colaborado con nosotros. 

A continuación podéis ver el Vídeo presentación Comunitat Valenciana Travel Bloggers, montado especialmente para esta gran ocasión.



Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


jueves, 9 de febrero de 2017

Jérica, Alto Palancia, Castellón




Jérica es uno de los municipios de la comarca del Alto Palanciaen Castellón. Está situada junto al cauce de este río, en el margen izquierdo, a 517 metros sobre el nivel del mar y a pocos kilómetros de Segorbe, capital de la comarca. 

La vía principal para llegar hasta aquí es la Autovía Mudéjar, la A-23, aunque también se puede hacer en tren, linea Sagunto-Teruel, y en bicicleta o caminado, por la Vía Verde de Ojos Negros


Jérica es un enclave importante de esta vía verde y también del Camino del Cid, que tiene en Jérica uno de sus puntos de sellado.


Sin duda lo que más llama la atención a todo el que se acerca a Jérica, sea por el medio que sea, es la torre que sobresale de los tejados de la población, como una vela sobre un pastel. 

Una Torre Mudéjar, única de este arte en la Comunidad Valenciana, símbolo de la Villa de Jérica y que aquí llaman 
Torre de las Campanas.

El casco más antiguo de Jérica, situado en las faldas de la Peña Tajada en cuya cumbre se encuentra el castillo, es un entramado urbano de hechura árabe: calles estrechas, zigzagueantes, escaleras, curvas, pendientes fuertes y callizos sin salida. Tuvo tres cinturones de muralla, de los que quedan algunas de sus puertas de acceso, lo que nos puede dar una idea de la importancia que tuvo Jérica como punto estratégico.


Jérica es uno de esos pueblos en los que, recetas elaboradas en casa, todavía se pueden llevar a cocer al horno de la panadería. Un pueblo en el que la gente es amable con los visitantes, lo comprobamos con una lugareña que nos puso al corriente de las costumbres y platos típicos, también, y por recomendación suya, nos acercamos hasta la pastelería para adquirir el típico Pastel Jericano -el que se reparte en las fiestas de Santa Águeda, patrona del lugar- una tartaleta rellena de merengue y cubierta de chocolate ¡¡¡Como nos pusimos!!!




Acabamos nuestra visita a Jérica dando un agradable paseo por la Vuelta de la Hoz, un recorrido de poco más de 1km. que transcurre junto al río Palancia y en el que además del azud Los Chorradores, de origen árabe, se puede acceder a las diferentes Zonas de escalada y a las Cuevas de los Herreros -posiblemente abrigos prehistóricos-. Paseamos entre pinos hasta un claro, junto al meandro de río, en el que hay una zona de picnic y columpios para los peques. El sendero sigue y se divide en dos: por un lado se llega a otro azud, desde el que podemos ver el cortado de la montaña que servía de muralla natural del castillo, con la Torre del Homenaje o Torreta en la parte superior, y por el otro camino se accede de nuevo a la población.




   Jérica está declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

   


Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


lunes, 28 de noviembre de 2016

El Pozo Negro, Fuentes de Ayódar

Sierra de Espadán, Castellón



El Pozo Negro es uno de los parajes más singulares del Parque Natural de la Sierra de Espadán y el más visitado de Fuentes de Ayódar, sobre todo en verano.





El Parque Natural de la Sierra de Espadán está situado al suroeste de la provincia de Castellón, en las estribaciones del Sistema Ibérico, delimitado al norte por el valle del Mijares y al sur por el río Palancia. Es el segundo espacio natural protegido más grande de la Comunidad Valenciana. Se caracteriza por ser un terreno abrupto y escarpado, de fuertes contrastes, de elevadas cimas e irregulares crestas a ramblas y barrancos profundos con interesantes contrastes cromáticos. Un espacio con frondosos bosques y numerosas fuentes de gran valor ecológico.





El río Chico ha labrado en las areniscas, a lo largo de los años, una poza muy profunda, un Pozo Sin Suelo, como conocen al paraje en la vecina localidad de Torralba del Pinar. Llámese Pozo Negro o Pozo Sin Suelo, en lo que sí que coinciden ambos municipios, y todo el que se acerca hasta este lugar, es que se trata de un espacio muy hermoso, de aguas frescas y cristalinas, y que es, sin duda, una de las piscinas naturales más bellas de la provincia.







Para llegar al Pozo Negro nos dirigimos hasta Fuentes de Ayodar, por la CV- 205, una carretera en buen estado que finaliza en la localidad. Tras aparcar el vehículo nos dirigimos hacia el final de la población en busca de la pista forestal que va hasta Torralba del Pinar, hormigonada en un principio y que continua con firme de tierra compactada, con pocas sombras, en suave y continuo ascenso. 




Tras unos 2 kilómetros caminando por la pista desde el pueblo, se llega a un desvío sin señalizar, la pista principal continua hasta Torralba, y el camino de la derecha, con una bajada pronunciada, conduce al merendero de la fuente del Zuro. Desde allí, remontando el curso del río por un sendero corto, con tramos un poco complicadillos, llegaremos al objetivo de nuestra excursión, El Pozo Negro o Pozo Sin Suelo.









Un rincón poco conocido de la provincia de Castellón de una belleza que salta a la vista. 






El regreso lo efectuamos por el mismo recorrido a la inversa.


Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

sábado, 19 de noviembre de 2016

El Jinquer y sus Castaños

Parque Natural de la Sierra de Espadán, Castellón



Seguimos disfrutando de los colores del otoño, en esta ocasión en El Jinquer y en su bosque de castaños, en el interior del Parque Natural de la Sierra de Espadán de Castellón.





El Parque Natural de la Sierra de Espadán es el segundo espacio protegido más extenso de la Comunidad Valenciana. Un terreno abrupto, de fuertes contrastes, de elevadas cimas e irregulares crestas a ramblas y barrancos profundos con interesantes contrastes cromáticos. Un espacio con frondosos bosques y numerosas fuentes. El alcornoque es una de las especies más representativa del parque, con una amplia tradición de manufactura del corcho. 





En la Sierra de Espadán se encuentran los mejores alcornoques de la Comunidad Valencia, siendo las poblaciones de Aín, Alfondeguilla, Alguimia de Almonacid, Almedíjar, Artana, Azuébar, Chóvar, Eslida y Vall de Almonacid donde mayor número de ejemplares podemos encontrar.






La Sierra de Espadán, precisamente por lo abrupto de su territorio, fue uno de los últimos enclaves de resistencia morisca antes de su expulsión, de ellos nos quedan (entre otras cosas) topónimos y muchos castillos, como los de Ayódar, Almedijar, Eslida y muchos otros.






Nosotros nos dirigimos hacia El Jinquer, hacia el despoblado primero y al bosque de castaños después, pero no sin antes pasar por Eslida donde se encuentra el Centro de Visitantes del parque, atención al público todos los días de 9h. a 14h. Donde nos atenderán e informaran con mucho gusto, además de proveernos del correspondiente mapa de la zona.






Desde Eslida, siguiendo por la carretera CV-223, nos dirigimos hacia Alcudia de Veo y de allí, tomando la CV-215 dirección Alguimia de Almonacid, después de pasado el kilómetro 1 a mano derecha, comienza una pista hormigonada en un principio, que, tras unos 4 kilómetros nos acerca hasta el pueblo abandonado del Jinquer.







El Jinquer fue levantado en un valle de excepcional belleza, a día de hoy las ruinas se encuentran engullidas por la vegetación y las calles apenas son senderos definidos por el ir y venir de los curiosos que hasta allí nos acercamos. En lo alto de la población, la iglesia, de dimensiones reducidas, de una sola nave y sin techumbre, una pequeña hornacina y dos columnas con capiteles muy deteriorados nos muestran donde estaba el altar. 






En un promontorio de rodeno prácticamente inexpugnable, se encuentra el castillo, desde el que se controlaba el valle y se protegía a sus habitantes. 

Durante la Guerra Civil las casas fueron cerradas y el pueblo quedo abandonado. Muy cerca del pueblo aún se pueden ver trincheras y nidos de ametralladoras.





Siguiendo por la misma pista, que transcurre remontando en paralelo el río Vero, festoneado de chopos con sus inconfundibles y otoñales hojas amarillas, llegamos al bosque de castaños. Un bosque que no está aquí por designios de la naturaleza, si no que fue plantado por alguno de los antiguos habitantes del Jinquer y que el tiempo se ha encargado de asilvestrar. Un centenar de árboles de gran tamaño que hoy forman el único bosque de castaños en la Comunidad Valenciana.





El regreso lo realizamos por el mismo camino a la inversa.







La Sierra de Espadán está llena de lugares de interés: Pueblos, neveras, fuentes, castillos, torres, barrancos, picos, bosques, molinos y ríos, como el río Chico, artífice del paraje “El Pozo Negro”, protagonista de nuestro próximo relato.






Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales