sábado, 1 de diciembre de 2012

SUSPIROS DE AMANTE

 «Suspiros de amante»

 Deliciosos bocaditos que tienen detrás una tradición, una leyenda que les da su encanto, como a todo en esta pequeña capital de grandes riquezas que es Teruel.



“Suspiros de amante”, deliciosos bocaditos que tienen detrás una tradición, una leyenda que les da su encanto, como a todo en esta pequeña capital de grandes riquezas que es Teruel. Y que por tener tiene hasta coplilla.


La Coplilla dice así:
En el cielo hay una Estrella que solo brilla en Teruel 
es el alma de aquella que se murió por aquel
 Por un besico murieron Don Diego y Doña Isabel
 Dejémoslo en un suspiro No pase lo de Teruel.


"Los amantes de Teruel”.


En el s.XV se descubren dos tumbas con un documento que acredita la identidad: Diego Martinez de Marcilla e Isabel de Segura que han pasado a la historia como los “Amantes de Teruel”.

En Teruel existían dos familias, los Marcilla y los Segura. Dos jóvenes, Diego e Isabel, se enamoran, pero Don Diego era el segundón, con lo que su fortuna no era apropiada para la familia de su amada. Con lo que para hacer fortuna y poder casarse con ella se le dio un plazo, 5 años. Si en ese tiempo no regresaba rico, Isabel sería casada con otro pretendiente elegido por la familia.

Pasa el tiempo y Diego no regresa.

Isabel se ve obligada a casarse con el hermano bastardo del Señor de Albarracín  D. Rodrigo de Azagra. La fecha de la boda se fija en el último día del plazo convenido con Diego de Marcilla.


Diego ya regresaba rico en la fecha fijada, pero lo hace en la mañana que Isabel se está casando, cuando llega a la muralla oye campanas de boda, aligera el paso de su burra y pregunta, ¿quién se casa?

Cuando llega a la ciudad los esponsales han terminado y se suma con el pueblo que mira el acontecimiento.

Diego espera, al rato, va a la casa de Isabel, logra esconderse y la sorprende a solas, le pide un beso, un beso de mujer casada... ¡imposible! Ella se lo niega y el cae muerto a sus pies.

Al día siguiente Isabel de Segura, señora de Azagra va a los funerales por su amado, con luto en sus ropas y con gran dolor en su rostro, se coloca delante del cuerpo sin vida y le da el beso que la víspera le negó, se inclina y queda muerta en aquel acto de amor.

No les enterraron el mismo sepulcro, pero si cerca. 

Hoy en el mausoleo que contiene sus restos, sus manos y sus cuerpos están cercanos pero no se rozan, seguro que sus almas permanecerán unidas.

Esta romántica historia es la inspiración de unos deliciosos pastelillos.

“Suspiros de Amante”

Receta:

Ingredientes
  • 125 gr. De mantequilla
  • 2 huevos
  • 75 gr. De azúcar
  • 8 quesitos en porciones
  • 7 Moldes de masa quebrada (tartaletas de las pequeñas)
Elaboración:

Ablandar la mantequilla.
Chafar los quesitos y fundir a fuego lento.
Mezclar mantequilla y los quesitos y añadir los huevos batidos.
Mezclar todo bien.
Ponerlo en las tartaletas.
Hornear al grill 8 minutos, dejar enfriar y espolvorear de azúcar glas.


Deliciosos están y se comen en un suspiro.


¡¡Buen provecho!!


Quizá también os interese:


Haz tus reservas desde nuestros enlaces

¡¡Buen viaje y feliz estancia!!

Busca alojamiento en TripAdvisor, la comunidad de viajes más grande del mundo.                 
                               
                                    300x100 Best Price
                                                 

                                            

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales