Mostrando entradas con la etiqueta Vías Verdes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vías Verdes. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de octubre de 2015

Vía Verde del Camí Ferro i del Carbó, Ripoll - Sant Joan de les Abadesses, Comarca del Ripollés, Girona


Disfrutando del otoño en la Vía Verde del Camí del Ferro i del Carbó en Burricleta




El trazado de esta antigua vía férrea que hoy conocemos como Vía Verde del Camí del Ferro i del Carbó, fue construido para llevar el carbón de las minas de Ogassa, en la Sierra de Caballera, de Girona, hasta el puerto de Barcelona.







El Trazado recuperado para el disfrute de ciclistas y caminantes es de poco más de 12km., distancia entre Ripoll y el Cargadero de Toralles. Discurre a orillas del río Ter, a los pies del pirineo catalán.





Comenzamos la ruta dirigiéndonos al CAT de Ripoll, Centro de Acogida Turística, para alquilar nuestras Burricletas, bicicletas eléctricas adaptadas al medio rural. El CAT Can Guetes dispone, además del citado punto de alquiler de bicicletas, de información turística, un amplio aparcamiento, agrotienda y restaurante-cafetería, gestionado por la fundación MAP da empleo a discapacitados. El alquiler de la burricleta un par de horas es de 9€ entre semana y de 11
 en finde.




Pedalear con estas bicicletas es para nosotros toda una novedad, a diferencia de las bicicletas convencionales en estas cada pedalada es como si alguien te fuera empujando, por lo que ni los repechos con pendiente algo más pronunciada suponen ningún esfuerzo gracias a la función turbo.




El trayecto, de Ripoll a Sant Joan de les Abadesses, en ascenso continuo, en un principio va paralelo a la carretera, tras atravesar esta por un paso inferior,  nos adentra en un tramo de prados y bosques perdiendo de vista la carretera y con la compañía del Ter. 






El otoño está muy presente y el camino está sembrado de hojas, en ocasiones, cubriendo por completo el pavimento como si de una alfombra se tratara.





En el trayecto veremos dos tipos de señalización kilométrica, la actual de la vía verde y la antigua de la vía férrea. 





Se atraviesa algún túnel corto en el que no hace falta iluminación, algún paso inferior y varios cruces de caminos vecinales, todos bien señalizados.





En el kilómetro 9 llegamos a la estación de Sant Joan de les Abadesses, edificio recuperado como bar-restaurante, en el exterior hay zona de juegos infantiles, campo de futbol, mesas de picnic y fuente. En este punto esta señalizado el tramo que enlaza la Ruta del Ferro i del Carbó con la Ruta del Carrilet I (Olot-Girona).










El camino acondicionado continúa un par de kilómetros más, hasta el Cargadero de Toralles. Después de pasar la estación de Sant Joan y cruzar la carretera, en el primer cruce a la derecha veremos las indicaciones al Gorg de Malatosca, una caida de agua de cierta altura que bien merece una visita. Un sendero señalizado en todo momento nos baja en cinco minutos caminando a los pies de la cascada, subir cuesta solo un poquito más.









El final de la Vía Verde acondicionada acaba en el Cargadero de Toralles, aunque el trayecto continúa como camino hasta las minas Ogassa, con firme de tierra pedregoso y fuertes pendientes.





El regreso lo realizamos por el mismo trayecto a la inversa. Si el ascenso ha sido placentero, la bajada es una verdadera gozada.




Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    



Vía Verde del Irati

Vía Verde Val de Zafán 

viernes, 9 de octubre de 2015

Vía Verde del Irati


La Vía Verde del Irati es otra de las Vías Verdes que recorrimos en Navarra, la más pequeña, en kilómetros, que no en belleza. 






Como todos sabéis nos gustan las Vías Verdes, trazados de ferrocarril en desuso con suaves pendientes que, en su mayoría, nos adentran en parajes y paisajes que de otra manera serian de difícil acceso en bicicleta, por no decir imposible. Este es el caso de la Vía Verde del Irati, cuyo recorrido se adentra en la Foz de Lumbier.






El Irati fue el primer tren con tracción eléctrica de la España, cubría el trayecto Pamplona - Sangüesa para transportar la madera extraída de los bosques del Pirineo y también trasladar pasajeros. Tan solo 6 kilómetros de aquel itinerario, entre Lumbier y Liédena, están acondicionados como vía verde. 




El tramo más espectacular es la Foz de Lumbier, un cañón de kilómetro y medio labrado en la piedra caliza por el río Irati, río navarro que nace en la Selva de Irati y que aporta sus aguas al Aragón.

El desfiladero de la Foz de Lumbier, está declarado Reserva Natural para preservar la flora y la rica variedad de especies de aves roqueras: buitre leonado, águila, alimoche, halcón… 








Comenzamos el recorrido desde el aparcamiento que hay junto al merendero, a las puertas de la garganta, en el extremo de Lumbier. Está señalizado desde el pueblo y dotado de mesas, bancos y fuente.




El primer tramo de asfalto pronto se convierte en tierra compactada, al tiempo que se va adentrando el cañón. En el cielo sobrevuelan las aves, de grandes alas que vuelan en círculos. Hay una importante colonia de buitres leonados en la Reserva Natural y es fácil verlos posándose en los riscos.






Todo el camino está jalonado de postes que delatan el pasado de esta vía, paralela al río Irati que nos acompaña. Pronto llegamos al primero de los túneles, corto y sin iluminar. Tras unos metros pedaleando llegamos al segundo túnel, mucho más largo (200m) y en curva, sin iluminar. En la zona central, y por un momento, se circula a oscuras, hay que extremar las precauciones, aun más si cabe, ya que son muchos los peregrinos del Camino de Santiago que circulan por él. A la salida, las ruinas del desaparecido puente del Diablo.








Liédena es el final de la ruta, conserva varias infraestructuras: la estación, los andenes, almacenes y las viviendas del personal.






Sin duda alguna un recorrido recomendable, tanto andando como en bicicleta.
   

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


Vía Verde del Irati

Vía Verde Val de Zafán 


miércoles, 22 de abril de 2015

Una de las Vías Verdes más bonitas de España, Vía Verde del Plazaola. Navarra-Euskadi

                           Vía Verde del Plazaola





Como todos sabéis las Vías Verdes son trazados ferroviarios en desuso, recuperados y acondicionados para su uso lúdico deportivo. Este es el caso de la Vía Verde del Plazaola, una vía verde en la que la palabra “verde” adquiere una mayor relevancia, ya que es el color que predomina: el verde de prados, de los bosques, del musgo y de los helechos. Un trayecto que rebosa frescura. 




Un poquito de Historia:

En 1904 entró en funcionamiento un pequeño ferrocarril minero, que unía las minas de Bizkotx, con la estación del Norte en Andoain. En principio solo estaba destinado al trasporte del mineral, pasando más tarde a transportar pasajeros también. Después de unos años, se amplió su trazado hasta San Sebastián y Pamplona.
No fue muy rentable, pero si muy popular, conocido coloquialmente como "El Plazaola".





Comenzamos nuestro trayecto desde la estación de Lekumberri, en Navarra. En la antigua estación, rehabilita, se encuentra la sede del Consorcio Turístico del Plazaola. Aparcado en el centro, 
donde antes se ubicaban las vías, un antiguo vagón rojo alberga juegos infantiles. Las inmediaciones cuentan con zona de aparcamiento.





En el trayecto vamos ascendiendo poco a poco rodeados de bosque: atravesando varios túneles, iluminados, trincheras, con helechos que llaman nuestra atención, y algún arroyo. Al salir de los túneles se produce un gran contraste, de la oscuridad, al verde intenso que domina todo el valle.






Uno de los túneles, el de Uitizi, de casi tres kilómetros, es el más largo de Europa en una Vía Verde: con luces que se van encendiendo conforme vamos avanzando; con muchas filtraciones y charcos, que van formando un pequeño riachuelo en uno de los márgenes del túnel. Toda una experiencia subterránea que por si sola ya justificaría la visita a esta Vía Verde.



Desde el túnel de Uitizi hasta Leitza, fin de nuestro trayecto, 30 km. +- ida y vuelta, aún atravesamos otros siete túneles. Prados verdes con caseríos blancos que salpican el paisaje. 





La lluvia, fina y persistente, fue la compañera de nuestro recorrido, responsable de que estos parajes tengan este color tan verde, cautivador y deslumbrante cuando sale el sol.






El verde, es el color de esta vía, la Vía Verde del Plazaola. La Vía Verde más verde que hemos recorrido hasta la fecha, al menos en este tramo.





La Vía Verde del Plazaola está considerada una de las Vías Verdes más bonitas de España, cualidades no le faltan. A nosotros nos pareció una PRECIOSIDAD.


  

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


                                         
Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                                                
                        Perfil altimétrico 





sábado, 11 de octubre de 2014

Vía Verde del Bidasoa, Navarra-Euskadi


La Vía Verde del Bidasoa recupera el antiguo trazado del tren minero conocido como Txikito, tren que unía las localidades de Elizondo (Navarra) con Irun (Gipuzkoa), para el disfrute de los que lo recorremos hoy en día.



Transcurre en su mayor parte a orillas del río Bidasoa, del que toma el nombre, río vasco-navarro de poco recorrido frontera natural entre Irun y Francia. 





La Vía Verde del Bidasoa forma parte del trazado de la ruta Eurovelo nº1 de la Red Europea de ciclo rutas, 14 rutas de larga distancia que atraviesan Europa. Una red diseñada por la Federación Europea de Ciclistas.




Comenzamos a rodar en las inmediaciones de Bera de Bidasoa, ya que habíamos dejado nuestro vehículo aparcado en las afueras, en una zona industrial. 




Bera de Bidasoa posee un casco urbano verdaderamente bonito, casas típicas, flores en balcones y ventanas, y un puente medieval sobre el río Bidasoa, el Puente de San Miguel.




Nada más comenzar ya nos percatamos de que íbamos a disfrutar de los preciosos paisajes de Navarra, con los colores del recién estrenado otoño reflejados en los remansos del río.




La vía discurre paralela al río y a la carretera N-121-A, en algunos tramos el trazado orinal se ha perdido y ha sido sustituido por desvíos. Con tramos de asfalto y otros de tierra compactada; con algún cruce peliagudo y algún tramo, de poco tráfico, compartido con vehículos a motor. Siempre rodeados de un bello paisaje con bosques y prados, convirtiéndolo en un recorrido inolvidable.





Nos sorprendió gratamente encontrar, en plena vía verde, una casa rural con la entrada jalonada de hortensias, y, como si de una carta de presentación se tratara de la hospitalidad que en ella se brinda, una pequeña casita con tarjetas y caramelos de cortesía a pie de vía. La Casa Rural Alan-Zahar, en el término de Lesaka, rodeada de un paisaje encantador. La tendremos en cuenta en futuras visitas a la zona.





    Perfil altimétrico de la vía





Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    


Vía Verde Val de Zafán              
                       

viernes, 25 de julio de 2014

Vía Verde del Mar, Castellón

Ruta Cicloturística de alto valor Paisajístico


Las Vías Verdes son rutas que discurren sobre trazados ferroviarios en desuso que han sido sometidos a transformaciones para permitir al visitante disfrutar del entorno natural y cultural de las zonas por donde transitan, conjugando cultura, naturaleza, educación y deporte.


5,7 Kilómetros es el recorrido total de esta ruta, Vía Verde del Mar, que une las localidades de Oropesa del Mar y Benicàssim por el antiguo trazado del ferrocarril. El recorrido transcurre íntegramente por el litoral, en una zona muy abrupta, toda ella de acantilados y con importantes desniveles. Estas dificultades se salvaron abriendo trincheras y tutelando en las montañas más altas, consiguiendo un trazado casi totalmente llano.


El poco desnivel existente la hace ideal tanto para peatones como para ciclistas, siendo un lugar muy frecuentado por vecinos de ambas poblaciones. 

La cercanía al mar de esta ruta supone una buena oportunidad para disfrutar del litoral en un precioso paisaje. 

Os la describimos en el sentido del Km. 0 hasta el 5,7. Benicàssim- Oropesa.

Comenzamos la ruta en las inmediaciones del Hotel-Termas Marinas El Palasiet, justo donde se situaba el antiguo apeadero, ahora desaparecido, y desde donde hay unas bonitas vistas del litoral y playas de Benicàssim.

El primer tramo discurre por la zona de Playetas, donde existe la posibilidad de darse un baño en la playa. Pasado este punto avistamos la torre vigía de la Colomera, justo antes de pasar por el cortado de la roca.


Pasados dos kilómetros llegamos a la torre de la Cordá, de arquitectura y época similares a la anterior. Esta torre esta restaurada y se puede acceder a su terraza, desde la cual hay unas vistas magníficas de la costa - Visita gratuita. En verano los viernes de 11h. a 13h. el resto del año previa cita en la oficina de turismo de Oropesa; teléf. 964 312 320 o turismo@oropesadelmar.com- Posee aparca bicis en las inmediaciones.

El último tramo de la ruta consiste en un túnel de 600 metros iluminado. Nada más salir del túnel se disfruta de la bonita vista del puerto deportivo de Oropesa, junto a él, dos pequeñas calas en las que darse un baño. A unos cien metros finaliza esta ruta en un pequeño parque con pinos y mesas de picnic.

Por unos metros el trayecto transcurre en paralelo con el actual trazado ferroviario.


Durante la ruta hay una serie de paneles informativos sobre la flora; zonas de descanso y miradores encarados al mar. Esta diferenciada en dos partes; una para ciclistas hormigonada y otra para peatones de tierra.

Hemos tenido el privilegio de recorrer esta ruta en soledad, también con buena compañía, tanto de día, como a la luz de la Luna y siempre ha sido una verdadera gozada para los sentidos; se huele, se oye, se ve el mar e incluso se puede tocar.

El extremo de la vía verde en el termino de Benicàssim, se enlazó con el carril bici de la localidad, unos 20 km., que a su vez enlazan con el de Castellón, con lo que los aficionados a la bicicleta estamos de enhorabuena, pues podemos disfrutar de largos recorridos por los cuales transitar sin el peligro de tenerlo que hacer compartiendo el trafico con vehículos a motor.

Existe buena oferta hotelera en la zona que dispone de bicicletas al servicio de sus clientes.




                                                         

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    
  
  Otras Vías Verdes que hemos recorrido:


Vía Verde del Irati                                            
                         
Vía Verde Val de Zafán     

Vía Verde Ruta del Carrilet

lunes, 3 de junio de 2013

Vía Verde de Ojos Negros

Teruel-Castellón-Valencia


La Vía Verde de Ojos Negros recupera el antiguo trazado ferroviario que unía las Minas de Ojos Negros de Teruel, con la industria siderúrgica del puerto de Sagunto de Valencia, y lo transforma en un atractivo turístico- lúdico- deportivo para disfrute de los que la transitan, tanto en bicicleta, caminando o a caballo. Con paisajes fascinantes de naturaleza, atravesando pueblos con encanto, siendo en estos momentos la Vía Verde más larga de la península Ibérica.





Ya son varias las ocasiones en las que hemos transitado por esta antigua vía férrea, siempre en primavera, comenzando en diferentes lugares y accediendo a ella de diferentes formas; la más complicada, en tren. La más fácil, con algún vehículo de apoyo. En la actualidad sabemos que empresas como Esport Actiu dispone de un servicio de remolque de bicicletas.

Siempre la hemos realizado en sentido descendente, o sea, dirección Ojos Negros → Sagunto, aunque el nivel acumulado es de bajada no quita que haya subidas pronunciadas, en su mayoría tramos en los que el trazado original se ha perdido por alguna causa, como solaparse con alguna carretera, sustituyéndolo por un desvió.

En la última ocasión, que la recorrimos con unos amigos y con nuestras camisetas personalizadas, la comenzamos en las inmediaciones de Albentosa, un poco antes del kilómetro 103 de la vía minera, dejando nuestros vehículos cerca de la estación de Renfe.





Al poco de comenzar encontramos el primer túnel, y nada más salir de él el espectacular viaducto de Albentosa, impresionante obra de ingeniería de siete arcos y 179 metros construido para salvar el foso natural del valle río Albentosa, desde el que se divisan el resto de viaductos, tiene varios.





Continuamos pedaleando entre campos de cultivo y con las cumbres de la Sierra de Javalambre a nuestra derecha y las de Gúdar a la izquierda, incluso se divisa el Pico de Peñagolosa a lo lejos, cota más alta de la Comunidad Valenciana.

Llegamos al altiplano de Barracas, pequeña población lanzadera de muchos valencianos que transitan esta Vía Verde y que acceden a ella en tren. Desde aquí, y después de pasar por uno de los desvíos a los que nos referíamos anteriormente entre los inmensos generadores de energía eólica, emprendemos un agradable descenso que nos lleva de los 990 m. de altitud aproximadamente en los que se encuentra Barracas, a los 632 m. de Caudiel. Habremos bajado el Puerto del Ragudo y entrado en la fértil vega del río Palancia.

A Caudiel se accede después de pasar, a nuestro modo de ver, uno de los tramos con más encanto de la ruta, una trinchera con mucha vegetación y que nos adentra en un túnel muy húmedo. Al otro lado, una rampa muy pronunciada da acceso a la población y
 a un área de descanso con ducha incluida, construida por el taller de empleo.





Seguimos rodando entre campos de cultivo, ahora con las Sierras; Calderona en un lado y de Espadan en el otro. El paisaje va cambiando y sorprendiéndonos con su belleza.







Llegamos a Jérica, aquí la Vía Verde pasa por el centro de la población, un punto ideal para el avituallamiento o el reposo. 

En el siguiente tramo lo más destacable es el mirador que hay en el kilómetro 159, lugar ideal para contemplar las vistas del pantano del Regajo, embalse del río Palancia.

La siguiente población, Navajas, es otro punto estratégico, tanto por las posibilidades de servicios que posee, como por el bonito paraje del Salto de la Novia, que bien merece salirse de la ruta para conocerlo. 


Al llegar a Altura el trazado vuelve a desviarse, haciendo un trayecto un poco extraño pero señalizado en todo momento, pasando por el Parque Municipal, junto al Camping, estupendo lugar para hacer un alto en el camino; con buenas sombras, fuente y restaurante.

De nuevo en el trazado original de la vía encontraremos las indicaciones para desviarnos a las ruinas de la Cartuja Vall de Crist, visitable solo con cita previa, y a la Masía de San Juan, una masía fortificada y rehabilitada para el turismo rural.


Circulamos ahora entre pinos y plantaciones de jóvenes naranjos, con una mezcla de aromas de pino y azahar. Al lo lejos se divisa la ciudad de Segorbe, capital de la comarca.



De nuevo el trazado original se ha visto engullido, un desvió poco agraciado junto a la autovía nos lleva por el barranco de Mata Burros, con fuertes pendientes.
Pasado este mal tramo y después de atravesar la autovía por debajo, continuamos entre campos, en su mayoría de naranjos floridos por la época en la estamos y con un verde intenso, llegando a Algimia de Alfara y Alfara de la Baronía, fin de nuestro trayecto. 

Aunque la Vía Verde continua hasta Torres Torres lo recorreremos en otra ocasión, en esta, la "furgoneta escoba" nos espera para remontarnos y recoger nuestros vehículos que se quedaron en tierras turolenses. Nos vamos a por nuestro premio al Restaurante del Hotel los Maños, en el que nos esperan, además de la ducha, unos cuantos amigos con los que compartir una agradable comida y las impresiones de lo que, para nosotros, ha sido toda una hazaña.



                         

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                              


Vía Verde del Irati                                          
                                         
Vía Verde Val de Zafán