Mostrando entradas con la etiqueta Castilla la Mancha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Castilla la Mancha. Mostrar todas las entradas

martes, 1 de diciembre de 2015

Ruta del Mimbre



Situados al norte de la provincia de Cuenca, entre la Alcarraria y la Serranía, se encuentran una serie de pueblos con algo en común, el Mimbre, un cultivo que en otoño tiñe de rojo los campos.






El mimbre es un arbusto de la familia del sauce, una variedad muy flexible que necesita mucha agua y aguanta fuertes heladas. Condiciones que se dan en estas tierras conquenses regadas por los río Escabas y Trabaque.









La Ruta del Mimbre engloba una serie de pueblos en los que se cultivaba antiguamente el mimbre, motor de la economía de la zona entre los años 40 y 60. Beteta, Vadillos, Cañizares, Fuertescusa, Cañamares, Priego, Villaconejos de Trabaque y Albalate de las Nogueras. 










Cañamares es, de entre todos ellos, el pueblo donde más extensión de mimbre plantado hay, teniendo el mimbre como monocultivo, siendo el productor del 80% del mimbre español y el de mayor calidad. Plantaciones que van del verde del verano, al ocre y rojo del otoño.






A finales de noviembre, dependiendo de las temperaturas, comienza la recolección del mimbre, que se puede alargar hasta abril, mientras la savia de la planta repose. Las ramas se cortan a ras de suelo para que en la próxima primavera vuelvan a brotar. Una planta de mimbre puede vivir hasta los 100 años.






Las varas de mimbre, una vez cortadas, se van engavillando para luego amontonar en Chompos o Carboneras, formando cabañas que evitan que se mojen las varillas interiores.




Se clasifica por tallas y tras varios procesos, diferentes en cada caso, se obtienen las distintas variedades de mimbre; blanco, seco y buff, mimbre cocido.


“Quien hace un cesto hace ciento, si le dan mimbres y tiempo”







Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

lunes, 7 de septiembre de 2015

Chequilla, un pueblo blanco entre areniscas rojas.




Desde que uno de los seguidores de nuestra fanpage de Faceboock nos recomendó la visita a Chequilla y la anotamos en nuestra lista de próximos destinos, nos picaba la curiosidad por ver cuales serian sus encantos. Chequilla forma parte del Camino del Cid, que vamos recorriendo a tramos desde hace algún tiempo, dentro de la ruta de las Tres Taifas, y tiene en Chequilla uno de sus puntos de sellado. Dos motivos de peso para no demorar mucho su visita. La excursión no ha podido ser más grata. 




Chequilla es un pequeño pueblo de apenas veinte habitantes de Castilla la Mancha, en la provincia de Guadalajara, perteneciente al Señorío de Molina, enclavado en pleno Parque Natural del Alto Tajo a casi 1.400 metros de altitud. Está situado en un bello entorno montañoso regado por el río Cabrillas, uno de los primeros afluentes del joven Tajo.




Sus casas, con fachadas encaladas blancas impolutas, contrastan, y mucho, con el color rojo de las rocas que lo rodean, monolitos y torreones de arenisca rojiza creados por la erosión del viento y el agua a lo largo de los tiempos, con formas caprichosas y alucinantes que la imaginación humana se empeña en buscar similitudes, comparándolos con animales y figuras que le son conocidas, al igual que pasa en la Ciudad Encantada.




Antiguamente sus habitantes esculpían en lo alto de los torreones aljibes en los que almacenar el agua de lluvia, para utilizarla en tiempo de sequía.

Uno de los conjuntos más curiosos de las formaciones rocosas de Chequilla, es el denominado “Plaza de Toros”, de forma circular y que es utilizado como coso taurino desde tiempos remotos por las gentes del lugar, único de estas características en España y puede que en el planeta.





Lo más relevante de su casco urbano es el propio casco urbano; pequeño, enclavado entre las rocas, las casas están separadas entre sí, adaptándose y aprovechando las particularidades del terreno. La iglesia parroquial, de pequeño tamaño construida en piedra de rodeno, contiene un altar mayor barroco y está dedicada a la avocación de San Juan Bautista.




Chequilla ostenta el récord de temperaturas negativas y veranos con pocos grados.



Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

miércoles, 22 de julio de 2015

Santuario de Nuestra Sra. de la Hoz, Ventosa, Señorío de Molina, Guadalajara



Siguiendo el curso del río Gallo desde Molina de Aragón, en 11km por la GU- 958, llegamos al Santuario de la Virgen de la Hoz, situado a los pies de un imponente roquedo, junto al río, en pleno Parque Natural del Alto Tajo, dentro del Señorío de Molina, en el término municipal de Ventosa, provincia de Guadalajara, España.








Enclavado a los pies de moles rocosas de areniscas rojas, en las que la erosión a dado formas caprichosas y la sabiduría popular ha bautizado con nombres como "la Virgen", "el Rey", "La Tinaja", "la Visera", "el Aljibe", etc. El santuario esta incrustado en la roca, es de estilo gótico-renacentista y data del siglo XIII, consta de iglesia y hospedería. 






Lo que más llama la atención a todos los visitantes es el emplazamiento y el entorno, un desfiladero labrado por el río Gallo, que aporta sus agua al Tajo en un paraje conocido como el Puente de San Pedro.





Se observa una magnifica panorámica de la Hoz, los chopos que festonean el río y los acantilados que lo encajonan, desde los miradores situados sobre las moles de arenisca bermeja que salvaguardan el Santuario, a los que se accede por una empinada y estrecha escalera esculpida en la roca de 270 escalones que comienza a pie de carretera, en la parte trasera del santuario, está indicada y dotada de cable pasamanos.






   
Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

martes, 21 de julio de 2015

Molina de Aragón, Guadalajara, Castilla la Mancha, España



De siempre nos a cautivado la silueta del Castillo Medieval con la Torre de Aragón coronando la cima de la villa, de la que siempre, nos hemos hecho la misma pregunta ¿Por qué Molina de Aragón es de Aragón siendo que está de Castilla?

Indagando en el tema hallamos la respuesta que aquí os contamos muy brevemente.




Corría el año 1350 cuando muere el rey castellano, Alfonso XI, pasando el reino a su heredero, Pedro I de Castilla. Era una época en que las guerras con el vecino reino de Aragón, en aquel entonces reinado por Pedro IV de Aragón, eran continuas, pasando a la historia como "La Guerra de los Pedros".

Molina de los Caballeros, como se la denominaba por aquel entonces, era tierra fronteriza y como tal, en ella se libraron cruentas batallas que hicieron mucho daño en todo el territorio del Señorío de Molina.

Años más tarde, Enrique de Trastámara, hermanastro del rey castellano, asciende al trono de Castilla tras el asesinato de su hermano Pedro I, el nuevo rey premio a los nobles que le ayudaron a acceder al trono. El Señorío de Molina es otorgado a un monje y militar francés, Beltrán de Guesclin, al cual le otorga el título de Duque y le cede la villa de Molina.



El pueblo no se quedo de brazos cruzados ante este hecho, prefiriendo ser de Aragón, antes que de un francés cómplice del asesinato del legítimo rey.

“Más derechos tiene sobre Molina el Rey Aragonés, que un extranjero advenedizo y traidor como de Guesclin.” (Don García de Vera, Alcaide de Molina)


El rey aragonés, complacido con la idea, accede en aceptar el Señorío de Molina en su reino.

Tras casi seis años de sangrientas batallas entre Aragón y Castilla, se firma la Paz de Almazán, estando entre las clausulas la devolución del Señorío de Molina y su villa a la corona castellana, así como el compromiso de casamiento del hijo de rey castellano, el infante Juan, con la hija del rey aragonés, la infanta Leonor.

Estos hechos históricos le dejaron el apellido de Aragón a la villa de Molina.

El título de Señor de Molina esta atribuido a los reyes de España, siendo el actual rey, Felipe VI, el XXXII Señor de Molina.




En Molina de Aragón, además del magnífico Castillo Medieval y la torre de Aragón que coronan el cerro, se conserva numerosos vestigios de su larga historia. Son patrimonio destacable, el puente románico sobre el río Gallo, varias iglesias repartidas por el casco urbano entre las que destacan: la de Santa Clara, la de San Gil y la de San Pedro. Un par de ermitas: la de la Virgen de la Soledad y la de Santa Lucia. El convento de San Francisco. Casonas y palacios como el del Virrey de Manila, el del Marqués de Villel, el de los Montesoro o el de los Marqueses de Embid. 

Molina de Aragón es uno conjuntos urbanos más interesantes de la provincia de Guadalajara, declarado Conjunto Histórico Artístico.




Molina de Aragón es punto de sellado del Camino del Cid.








     

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

domingo, 19 de julio de 2015

Brihuega


                           Aroma y Color en La Alcarria

                       


Con dos palabras podríamos resumir nuestro viaje a La Alcarria en el verano de 2015, Aroma y Color. El color lavanda de las flores que cubren los campos y el aroma a lavanda de esas mismas flores que impregna el aire… Habéis acertado, se trata del Festival de la Floración de la Lavanda de Brihuega, en Guadalajara, España.




Brihuega, conocida como el Jardín de La Alcarria, está situada al Sudoeste de la provincia de Guadalajara, a 876 m. de altitud sobre el nivel del mar en la margen izquierda del río Henares, a tan solo 33 Km. de la capital, Guadalajara.







La comarca está atravesada por tres ríos: el Tajo, el Tajuña y el Henares; creado un paisaje de valles, campos y llanuras.

Su clima, mediterráneo continental, es especialmente favorable para el cultivo de especies aromáticas y, entre ellas, las plantaciones de lavanda, espliego y lavandín son las reinas de La Alcarria.






Cada verano, en el mes de Julio, desde el año 2012, se celebra el Festival de la Floración de la Lavanda con diferentes actos: jornadas fotográficas, vistas guiadas a los campos y a la destilería. Se engalan las principales calles del pueblo de los mismos colores que se visten los campos; malvas, morados, violetas y purpuras. 





El colofón del festival son los conciertos que se celebran al atardecer, en pleno campo, entre el color y el aroma a lavanda, con todos los asistentes vestidos de blanco. Toda una experiencia.





Las flores, en semanas posteriores, serán cortadas y llevadas a las destilerías para extraerles la esencia, el aroma de la Lavanda.

Los campos más extensos de plantaciones de lavanda se encuentran entre Brihuega y Villaviciosa de Tajuña, en la carretera CM-2005, en el kilómetro 36 +-, y también en la GU-925, entre Brihuega y Olmeda del Extremo, en el kilómetro 7 +-. 





Brihuega es una atractiva villa amurallada de gran valor y riqueza patrimonial declarada Conjunto Histórico Artístico.





Posee varias puertas y arcos de acceso al conjunto amurallado. Conventos e iglesias. Un Castillo, con un curioso acceso, por la puerta del cementerio
Murallas Árabes. La Plaza del Coso, las Cuevas Árabes, la Real Fábrica de Paños, la Cárcel de Carlos III... lugares históricos con mucho encanto. Todo ello combinado con una atractiva arquitectura popular típica de La Alcarria; piedra, madera y barro. Calles estrechas y sinuosas, aleros, balcones, calles y plazas porticadas. Una población que destaca por su belleza.





Cuenta la leyenda que, la Princesa Elima, quedo prendanda de Brihuega, a nosotros nos paso lo mismo.



Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

jueves, 11 de julio de 2013

Cañete, Cuenca

Situado en plena sierra conquense se halla Cañete, patria de Don Álvaro de Luna; Condestable de Castilla, Gran Maestre de Santiago y valido del rey Juan II de Castilla.

Las ruinas de su castillo roquero, del siglo X, de forma alargada como si fuera un buque, se alzan sobre un cerro que domina la villa.

Cañete adquirió gran importancia en época musulmana, por su situación estratégica y fue importante enclave en sucesivos conflictos históricos.




Llegamos a Cañete a esas horas en las que el sol, del recién estrenado verano, ya calienta de lo lindo, por lo que pensamos que mejor empezar nuestra visita por el paraje de «El Postigo», una zona junto al río con buenas sombras y cascada incluida. 

El acceso a este lugar es muy fácil ya que está en la travesía de la carretera N-420.




El paraje de El Postigo es un área natural junto a Cañete, que se extiende bajo las murallas del casco antiguo de la villa. Siempre ha estado muy vinculado al pueblo ya que era la zona de huertas y de molinos.  El recorrido está señalizado y cuenta con abundante vegetación, trascurre junto al río de la Virgen; con puentes, barandillas y bancos en los que sentarse a la fresca junto a la bonita cascada del Pozo de la Horca. Es un tramo corto, donde el río se encajona, acabando el recorrido a los pies de la ermita de la Virgen de la Zarza, patrona del lugar. 

Junto a la ermita se sitúa una de las puertas de acceso de la muralla «La Puerta de la Virgen».




La Puerta de la Virgen es de acceso directo, con una torre en un lado y la muralla por el otro.

Entramos por ella al recinto amurallado de Cañete, a los pies de su castillo, y nos dirigimos a ver otra de sus puertas de acceso, «La Puerta de San Bartolomé», esta es mucho más compleja que la anterior y de claro estilo árabe. Junto a ella está el tramo más largo de murallas que se puede ver libre de construcciones adosadas, aunque no libre de vehículos aparcados en la parte externa.



Continuamos con el recorrido intramuros por estrechas calles de trazado árabe. 

La plaza mayor es porticada en uno de sus lados.

Cañete cuenta con dos iglesias; la de San Julián y la parroquia de Santiago. 

La tercera puerta que vimos, «La Puerta de las Eras», de claro estilo árabe y con un arco de herradura califal, está cerrada por ambos lados y parece que se usa de "almacén".




La Villa de Cañete está declarada Conjunto Histórico Artístico.
                      

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                              

domingo, 21 de abril de 2013

Cuenca es Única

Cuenca es la capital de la provincia con el mismo nombre y pertenece a la Comunidad autónoma de Castilla la Mancha, en España. Está situada a 997m sobre el nivel del mar. Sobre un espectacular y elevado montículo rocoso entre los ríos Júcar y Huécar.

Cuenca es única, como bien decían en su eslogan publicitario de turismo y como pueden constatar todos los que la visitan.




La imagen de Cuenca va inevitablemente ligada a las Casas Colgadas, símbolo de la ciudad, una imagen que se puede apreciar a las mil maravillas desde el Convento de San Pablo, hoy en día parador de turismo de Cuenca. Allí quedamos, hace algún tiempo ya, con un grupo de amigos venidos de diferentes lugares de la geografía española. Con ellos paseamos, al anochecer, por el casco antiguo de la ciudad. 






Nada más salir del parador atravesamos el Puente de San Pablo, una pasarela de hierro y madera suspendida en el abismo, construida para unir los dos márgenes del río Huécar, con unas vistas de vértigo es un magnifico palco para ver las Casas Colgadas. En el otro lado nos espera el casco histórico que, si es precioso a la luz del día, multiplica su magia al caer la noche. 





Al anochecer el casco histórico de Cuenca parece volver al Medievo, a lo que contribuye, y mucho, la luz tenue y anaranjada del alumbrado público. Nuestros pasos resuenan en las calles vacías de la ciudad, el frío del invierno y unos copos de nieve caídos esa misma tarde, hacen que las calles estén mojadas y solitarias, contribuyendo aun más a ese ambiente medieval y mágico.





Llegamos a la Plaza Mayor, en ella; la Catedral, con ese aspecto de inacabada eterna. El Ayuntamiento, con sus arcos por los que atraviesa el tráfico rodado y los viandantes. Mesones, tabernas y tiendas de artesanía ocupan su espacio en esta gran plaza de forma irregular, tan diferente a las típicas plazas castellanas y a la que volveríamos a la mañana del día siguiente a dar buena cuenta del tapeo, tan típico en este país. ¿Donde lo hicimos? ¿Cuál es el mejor local? La respuesta - como nos dijo un amigo- el que este más lleno.




Continuamos el paseo por la calle que sube hacia el Mirador de Castillo, castillo del que a simple vista solo queda; un torreón, dos cubos cuadrados, un trozo de muralla y la puerta de entrada a la ciudad. Desde lo alto, las hoces del Júcar y del Huécar son un espectáculo digno de ver a cualquier hora del día o de la noche.




Cuenca está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y fue una de las candidatas a Capital Europea de la Cultura en 2016.

En Cuenca hay mucho más para ver, tanto en la ciudad como en la provincia; La Calle Alfonso VIII, con sus rascacielos de colores. La Torre Mangana, el reloj de la ciudad. Conventos e Iglesias, tantos, que a algunos les ha dado por llamarla el pequeño Vaticano. El Museo de Arte Abstracto Español, en las Casas Colgadas. Las Torcas, enormes depresiones del terreno calcáreo. La Ciudad Encantada y las Majadas, fenómenos geológicos con formas caprichosas. El Ventano del Diablo, un mirador natural desde el que asomarse al río Júcar. Parajes con mucho encanto, como el Nacimiento del río Cuervo, monumento natural. Todo ello son solo una pequeña muestra de lo que esta provincia posee, un patrimonio cultural y natural únicos.
                                           

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                           

sábado, 28 de abril de 2012

Alcaráz y Los Chorros del río Mundo, Albacete


«Madrugadores y Trasnochadores» juntos en el Mundo.....

Excursión por Alcaráz y Los Chorros del río Mundo.

Sábado por la mañana, ojos aun medio cerrados... no fuimos los últimos en acostarnos, pero tampoco los primeros, habíamos quedado en salir a las diez de la mañana, por lo que bajamos puntuales a desayunar.


El copioso y apetitoso buffet de desayuno siempre hace que alarguemos esta comida más de lo habitual. Aun así, a la diez en punto estamos en el aparcamiento del parador preparados para salir.

Nos distribuimos en los coches de la primera expedición, la de los «madrugadores». Salimos dirección Alcaraz. El primer vehículo, «Caballo Blanco», es el que hace de guía. Le sigue «Águila Roja» y a continuación «Espalda Plateada» puestos por orden de tamaño para no perdernos de vista, aunque, si eso ocurriera, vamos bien comunicados....

-Águila Roja llamando a Caballo Blanco, ¿me escuchas?

-Aquí Caballo Blanco, alto y claro, corto y cambio.

Después de unos cuantos kilómetros, en las estribaciones de la Sierra de Alcaraz, empezamos a divisar nieve en las montañas, que contrariamente a lo que se pueda pensar, nos pareció un encanto añadido.



 Al fin llegamos a Alcaraz, tras aparcar los vehículos nos disponemos a dar un paseo turístico-fotográfico por la población ¡¡Sobre todo fotográfico!! Los hay que fotografían hasta los picaportes de las puertas y es que, no es para menos, los hay muy bonitos.


 El paseo comienza en su plaza Mayor, una de las más bonitas y mejor conservadas de España, legado del auge que vivió esta población en el siglo XVI, debido a su importancia en telares de alfombras y fábricas de cuchillería. 
Lo que más llama la atención y que se ha convertido en icono de la ciudad, son sus dos torres, llamadas «Torres Gemelas», aunque a la vista está que no se parecen en nada. La del Tardón, que representa el poder civil, de planta pentagonal. Y la de la Trinidad, que es el campanario de la iglesia del mismo nombre a la que está adosada.
Si nos situamos en el centro de la plaza observamos que tres de sus lados están porticados. A nuestra izquierda y adosado a la torre del Tardón (la que tiene reloj), la Lonja de Santo Domingo. En frente, la Lonja de la Regatería, la mayor de las tres y antiguo almacén de grano; a continuación unas escaleras y el Arco de la Zapatería. A nuestra derecha, la Lonja de Alhorí, actual ayuntamiento.




Continuamos el tour fotográfico por la calle Mayor. En ella encontramos varias casas señoriales: la de los Galiano, la de los Guerreros, con los gigantes, Hércules y Teseo con sendas porras. Continuamos y pasamos por el Arco, resto del antiguo acueducto que abastecía de agua el castillo, el cual no visitamos y del que apenas quedan restos.





 Acabada nuestra visita continuamos con la ruta camino de Riópar.




A unos pocos kilómetros de Riópar, en la carretera que va hacia Siles la CM-3204, se encuentra el acceso que nos llevará hasta el Nacimiento del río Mundo, afluente del Segura que nace en el paraje conocido como Los Chorros del Río Mundo, una espectacular caída de más de 80 metros, la cual drena el agua de lluvia caída sobre el Calar del río Mundo y que da origen a un fenómeno denominado el «Reventón».

Por la carretera ya íbamos viendo que la nieve iba in crescendo, pero al llegar se hace más patente y le añade un encanto especial al paisaje.



Los «madrugadores más intrépidos», equipados con sus bastones, se disponen a emprender la subida por las escaleras congeladas, los «madrugadores prudentes» se lo piensan y se quedan disfrutando de este bello e impresionante paraje a la sombra de los pinos...


Al rato, los «trasnochadores» llenan el lugar de alegría y buen humor, deciden emprender la subida pero no sin antes pasar por el «Mesón el Portón» para hacerse un piscolabis antes de emprender semejante hazaña.




Así pues, «Madrugadores y Trasnochadores» coincidimos en un agradable ágape en el Mundo...



Añado un vídeo que he encontrado de cuando se produce el REVENTÓN, simplemente espectacular y lo tenemos aquí, en España, en Albacete. ¡¡¡PÁ VERLO!!!


                  



Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales