viernes, 25 de mayo de 2018

S'Albufera des Grau, Menorca, Islas Baleares



Al noroeste de Menorca, no muy lejos de la capital de la isla y bien comunicada con ésta por carretera, se encuentra el parque natural más importante menorquin, una de las áreas de mayor importancia ecológica de las Baleares, punto clave de que Menorca esté declarada por la UNESCO Reserva de la Biosfera. Una albufera abierta al mar en la que habitan miles de aves: S'Albufera des Grau.







Un humedal de forma alargada, con márgenes abruptos que lindan con el mediterráneo y que se mantiene comunicado con el mar a través de un canal de nombre Sa Gola. Las rocas se alternan con las playas. La vegetación es abundante y la fauna predominante son las aves.





La visita a S'Albufera des Grau debe comenzar pasando por el centro de Recepción Rodríguez Femenias, en el que además de recorrer la exposición e informarnos de los puntos más interesantes a visitar (senderos y de más cuestiones a tener en cuenta) nos prestarán, sin cargo, dejando el DNI como fianza, unos prismáticos, esenciales para avistar las aves. 




Para la visita hay creadas tres rutas, dos de ellas parten del mismo lugar, próximo al centro de visitantes hasta el que se puede acceder en vehículo propio, aparcando en la zona habilitada para ello. La tercera de las rutas se localiza en el pueblo de Es Grau, con un tramo accesible a personas con movilidad reducida gracias a las pasarelas de madera instaladas, y parte de la cual coincide con el legendario camino natural Camí de Cavalls que circunvala toda la isla. Las tres son muy recomendables, ciclables y fáciles de recorrer.





Comenzamos realizando el itinerario 1, que lleva hasta el Mirador de Cala Llimpa, un recorrido de 800 metros de ida y otros tantos de vuelta y que al poco de comenzar tiene un ramal que se dirige hacia una de las casetas de avistamiento. El sendero es de continuo y suave ascenso hasta llegar al mirador que le da nombre al itinerario. 






De nuevo en el punto de inicio continuamos con el Itinerario 2, Santa Madrona, añadir que los recorridos son cortos y en un mismo día hay tiempo de sobra para realizar los tres, maxime si es en primavera que el día alarga y las temperaturas son suaves. En este segundo recorrido, además de varias aves, tuvimos la suerte de oír primero, y ver después, algunas tortugas entre los matorrales. 







El tercer recorrido, el itinerario 3, Sa Gola, tiene forma de “Y” y las metas son el Mirador, a 800 metros del inicio y la Platja des Grau, a 1.700 metros del comienzo del sendero. Parte del recorrido discurre por pasarelas de madera y un tramo muy agradable entre pinos. El tramo final que se dirige al Mirador se realiza por unas escaleras muy empinadas y abruptas. 







S'Albufera des Grau es uno de los lugares imprescindibles para todo senderista que visite Menorca en el que resulta muy fácil practicar Birdwatching.





      Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales