lunes, 15 de enero de 2018

Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón



Todos hemos oído hablar del Parque Nacional de las Secuoyas gigantes de California, en Estados Unidos, lo que quizá no es tan sabido, es que en nuestro país, en España, también tenemos un bosque de esta especie. Cierto es que en no son tan gigantes, darles tiempo y veréis, pero también es verdad que no hay que cruzar el charco para admirarlas, las tenemos a un paso de casa, bueno o a dos, en la bonita comunidad Cántabra.





Justo en el limite entre los términos de Cabezón de la Sal y Udias, al pie de carretera CA- 135, que une las localidades de Cabezón de la Sal y Comillas, aproximadamente en el PK 2, se encuentra el acceso al Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón.




El lugar esta señalizado, no tiene perdida, dispone de dos aparcamientos, uno justo en la entrada del monumento, de pocas plazas, dos de ellas reservadas para minusválidos, y otro, con más capacidad, a unos metros del primero, con acceso peatonal señalizado por el arcén. 






Nosotros, dadas las fechas en las que lo visitamos, pudimos aparcar en el primero, en la puerta.
El acceso al bosque está, en su primer tramo, adaptado a personas con movilidad reducida, una pasarela de madera que se adentra en el bosque unos 200 m., con una pendiente de 4,5% que facilita el acceso en silla de ruedas y carritos, prohibido para bicis y motos, y que se toma como entrada principal para todos los visitantes, evitando así la erosión en el resto del parque. 







El camino comienza con un bosque mixto; robles, hayas y castaños, entre otras especies, que lo hace especialmente atractivo en otoño. Las secuoyas se encuentran a pocos metros de comenzar, y se distinguen rápidamente por su esbeltez, la verticalidad y anchura de sus troncos y su altura. Son arboles de la familia de las coníferas, por lo que no pierden sus hojas. Un árbol inhabitual en Cantabria que llego aquí como consecuencia de las políticas forestales de otras épocas, en las que se buscaban especies de repoblación forestal de rápido crecimiento, y productivas, para abastecer a la industria maderera. A día de hoy este bosque, con sus 850 Sequoias sempervirens, forma la masa forestal más grande de Europa de esta especie. Ejemplares que oscilan entre los 40 y 50 metros de altura y con un tronco que ronda los 2 metros de perímetro.





Junto al aparcamiento de la entrada hay una zona con mesas de pícnic, paneles informativos, ademas de una caseta de información abierta en temporada  y contenedor para la basura.

El Monumento Natural de las Sequoias del Monte Cabezón, pese a no ser un bosque muy grande, impacta por el tamaño de las secuoyas, y lo despejado que está en el suelo, ya que en sus pies no crecen las especies de sotobosque. 

Una visita más que recomendable, de fácil acceso y apta para toda la familia. 


Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales