lunes, 1 de mayo de 2017

El Barrio del Carmen de Valencia y su Calle de Colores



Cada vez que visitamos Valencia encontramos lugares que nos sorprenden, en esta ocasión lo ha hecho uno de los barrios más antiguos de la ciudad, el Barrio del Carmen. Situado junto a las torres de Serranos, en pleno centro histórico, en la Ciutat Vella.




                         
Comenzamos la visita entrando en la ciudad por el puente de Serranos, frente a las torres. Solemos dejar el coche en las inmediaciones de la plaza de Santa Mónica que está justo enfrente, en el otro margen del antiguo cauce del Turia, donde siempre encontramos un hueco para aparcar.






Tras recorrer el largo puente y cruzar el umbral de la puerta de Serranos, nos dirigimos hacia la primera de las calles a la derecha. ¡Y ya estamos en el Barrio del Carmen! con muchos y variados estilos de restaurantes donde calmar el apetito.







Nuestro objetivo no es otro que callejear por este barrio en busca de grafitis y de ese arte urbano que en muchas ocasiones nos sorprende gratamente. Pronto vemos los primeros, algunos en fachadas de comercios que aprovechan para mostrar a que se dedican, otros no tienen nada que ver el tema del dibujo con el parapeto en el que se asientan, muchos en muros y persianas de locales aparentemente en desuso, incluso se pueden ver decorativos y ocurrentes trampantojos.







Y paseando paseando llegamos hasta el Portal de la Valldigna, un antiguo acceso entre la ciudad cristiana y la morería. El barrio del Carmen creció entre dos cinturones de muralla, la primitiva muralla musulmana y la posterior cristiana. En él podemos ver una reproducción de un retablo en el que se representa el acto de la fundación del Monasterio de Santa María de la Valldigna por el al rey Jaime II Aragón.










Continuamos y vamos a parar a la plaza del Carmen, en la que además de terrazas de restaurantes y cafeterías se encuentra la parroquia de la Santísima Cruz y el Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen. Los claustros, tanto el gótico como el renacentista y las demás dependencias del antiguo convento hoy en día forman el Centro del Carmen (centro de cultura contemporánea, museo, salas de exposiciones…) de entrada gratuita.








Terminamos el paseo dirigiéndonos a la calle Moret, rebautizada como la Calle de Colores, en la que por iniciativa de un fotógrafo que tiene su estudio en el barrio y que animo a cuatro artistas a plasmar algunas de sus fotos en los muros de la calle, ha dado como resultado un tramo de calle lleno de arte y de colores. 














El Beso es una de las obras más populares, las parejas se paran a besarse al pasar frente a ella ya que es a lo que anima el murar con su “PROHIBIDO NO BESARSE”. 
En ese mismo mural se puede leer: 
Hay calles de paso, y una calle donde todo pasa. 






Existe una página web de esta calle -www.lacalledecolores.com- en la que podéis ampliar información, autores, títulos de obras, fotografías, etc., y desde la que se invita a etiquetar las fotos hechas en la calle con los hashtags #Kissmevlc #calledecolores y a compartirlas en redes sociales. A la vez se intenta dar con la pareja protagonista de la foto. El autor capto la instantánea en la estación de Brigde, London, el 14 de agosto de 2012.


Haz tus reservas desde nuestros enlaces

¡¡Buen viaje y feliz estancia!!



Busca alojamiento en TripAdvisor, la comunidad de viajes más grande del mundo.                 
                               

                                    300x100 Best Price        


Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales