sábado, 18 de abril de 2015

Gúdar, el pueblo que da nombre a toda una sierra

         Gúdar, Comarca de Gúdar- Javalambre, Teruel




Asentado a los pies de una gran muela rocosa, a 1.581 metros sobre el nivel del mar, con su enorme balconada que se asoma sobre el Valle del Alfambra, Gúdar, con menos de 100 habitantes, es el pueblo que da nombre a toda una sierra, la Sierra de Gúdar, en la Comarca de Gúdar Javalambre de Teruel.






Desde la lejanía lo que más llama la atención de Gúdar es su ubicación, una situación de altura que lo convierte en un excelente mirador de todo este valle, sus pastizales y sus pinares, brindándonos la oportunidad de ver atardeceres preciosos.





Llegamos a Gúdar por una de las carreteras más pintorescas de la comarca. 
Nada más llegar a ella nos encaminamos hacia su mirador, es como un imán que tira de nosotros y nos sube hasta la Peña Magdalena, trayecto que se estaba acondicionando en nuestra visita, y que coincide con el calvario que se dirige a la ermita de la Magdalena y el cementerio, en lo alto de la mole rocosa. 




El pueblo entero se asienta sobre una cornisa, es un pueblo pequeño, de pocos habitantes, pero que, como la mayoría de poblaciones de esta sierra, multiplica sus habitantes en periodos vacacionales y fines de semana. Próximo a la pistas de esquí de Valdelinares, cuenta con una carretera de acceso casi directo hasta ellas.





La casas de Gúdar son de la arquitectura típica de la zona: piedra vista, madera y forja. El ayuntamiento, un edificio sencillo, lucido y pintado de blanco, es uno de los inmuebles privilegiados con las vistas, y justo enfrente de él, como si de un palco se tratase, hay situados un par de bancos para admirar el panorama. 


Lo más destacable, en cuanto a monumentos, es la iglesia de Santa Barbará, del S.XVIII, y la ermita de la Magdalena, del S.XII.





Lo más relevante de Gúdar, a nuestro modo de ver, es su inmenso paisaje y sus fuentes. 

Una de las excursiones primordiales, dada la belleza del entorno y la facilidad de acceso, es la de Los Caños de Gúdar.






En el kilómetro 39 de la A-228, en una de las curvas suprimidas de la vieja carretera, que le hace de entrador, se sitúa el acceso a este paraje tan especial: dotado, en su primer tramo, con mesas de picnic y sitio para dejar el coche. 

En un trayecto señalizado, de poco más de 400 m., acondicionado con un par de puentes de madera que salvan el curso del río Alfambra, se pueden observar Los Caños de Gúdar, torrentes de agua que aportan sus aguas al río, y que, según épocas del año, bajan con fuerza. El trayecto señalizado finaliza en la Fuente de los Caños, una caída de agua de unos 4m. de altura en la que se ha formado una poza y una pequeña playa, un lugar agradable para darse un baño. 





El trayecto y el entorno es sí ya son agradables, y se ven aumentados si el río baja generoso.






La Sierra de Gúdar es un lugar de altura; historia, arte, naturaleza y deporte se hallan en estas tierras turolenses.







Haz tus reservas desde nuestros enlaces

¡¡Buen viaje y feliz estancia!!



Busca alojamiento en TripAdvisor, la comunidad de viajes más grande del mundo.                 
                               
      600x300 Best Price

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales    

Vídeo de Gúdar de José Cohe.