viernes, 8 de agosto de 2014

Albarracín bajo la lluvia

Visite una de las ciudades más bonitas de España, visite Albarracín”. Esto es lo que decía Azorín y esto es lo que hacemos siempre que podemos.


Hemos visitado Albarracín en invierno, bien abrigados, pues sus fríos son intensos. En verano, con mucho calor, buscando las sombras, ya que sus veranos son de infierno.

En días punta por sus calles corren ríos de visitantes, no fue así en esta ocasión en que una tormenta de verano hizo descender las temperaturas, pasando de los 35° a unos refrescantes 16°, haciendo que las calles quedaran desiertas y convirtiendo los ríos de gentes en ríos de agua bajando por sus empinadas calles.


Un calzado apropiado, un buen paraguas y un chubasquero, nos ayudaron a recorrer este precioso pueblo, tan diferente a otros, con sus casas de fachadas de yeso rojo, más rojizas de lo que las habíamos visto nunca por estar mojadas.

 Empezamos el recorrido desde la parte alta, ya que estacionamos nuestro vehículo en un aparcamiento más pequeño y menos turístico, al que se accede desde la carretera que viene de Cuenca y antes de pasar el túnel que atraviesa el pueblo por sus cimientos.


Nos dirigimos hacia el Portal de Molina, que tantas veces enmarca fotográficamente la peculiar Casa de Julianeta. Pasamos por la Casa Azul, tan diferente a todas pero que no desentona.


Continuamos hacia la Plaza Mayor, en sus soportales hay algunos visitantes refugiados de la intensa lluvia, los cuales, nos miran asombrados de que sigamos con nuestro paseo por el entramado de calles arriba y abajo como si tal cosa - según nos comentaron horas más tarde una simpática pareja de Córdoba con la que entablamos conversación-. 


En el bar de la plaza vemos como va entrando gente, entre ellos varios pintores con sus artilugios; carrito, caballete, etc.


La noche vence al día y las luces del alumbrado público se van encendiendo, la luz anaranjada se refleja en el pavimento mojado y crea un ambiente especial.


A nosotros nos vence el agotamiento después de un día intenso por esta comarca y nos despedimos de Albarracín hasta la próxima, pero no sin antes tapear un poco para reponer fuerzas antes de ir a descansar. Albarracín, y en general toda la comarca, cuenta con una magnifica oferta en hostelería.


Anteriormente ya escribimos sobre Albarracín y que es lo más relevante para visitar, en aquella ocasión lo titulamos Albarracín cautiva a primera vista. También nuestra amiga Elvireta tiene una entrada en su blog de viajes dedicado a esta preciosa población, ella lo titula: LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE ESPAÑA: ALBARRACÍN.
En esta ocasión nosotros solo paseamos bajo la lluvia, pero no queríamos dejar de compartirlo, ya que nos resulto una experiencia de lo más gratificante.

Albarracín recientemente ha estrenado el título de “Uno de los pueblos más bonitos de España” en la entrada a la ciudad, por ambos lados, hay un reluciente cartel que así lo acredita. Por algo ya lo decía Azorín...

Visite una de las ciudades más bonitas de España, visite Albarracín”.




En el siguiente enlace se puede ver la plaza mayor de Albarracín en directo, desde la webcam instalada en lo alto del ayuntamiento:

webcam.albarracin.es


 Hotel utilizado en esta ocasión:
Caserón de la Fuente, Albarracín  


Haz tus reservas desde nuestros enlaces

¡¡Buen viaje, feliz estancia!!



Busca alojamiento en la Sierra de Albarracín en TripAdvisor, la comunidad de viajes más grande del mundo.


                                      300x100 Best Price
                                 
                                           
                                            

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales                   
                                              
                                              


                                                  

Quizá también os interese: