viernes, 6 de junio de 2014

Nacimiento del Río Palancia, Bejis

Bejis es una localidad de la Comarca del Alto Palancia ¡Y tan alto! como que Bejis es la cabecera del río, en sus inmediaciones es donde nace y allí es a donde vamos. Un valle escondido entre las últimas estribaciones del Sistema Ibérico.



Bejis está situada a 802 m. sobre el nivel del mar. Sobre una colina presidida por los restos de su castillo, con calles estrechas y casas blasonadas.




Bejis tiene el atractivo de los típicos pueblos de montaña, con clima templado y rodeado de naturaleza; bellos paisajes, barrancos impresionantes, la dulzura del río, la mítica Peña Escabia (con unas panorámicas espectaculares) y lugares tan emblemáticos como Los Arcos, un acueducto de origen romano de cinco arcos declarado monumento nacional.




Una vez en Bejis seguimos las indicaciones hacia la Fuente de los Cloticos, tras pasar el acueducto, nos adentramos por una carretera muy estrecha, por ella pasan los camiones que van y vienen a la planta embotelladora (pensamos que las pasaran canutas los vehículos que se los crucen). La planta embotelladora está un poco antes de llegar a la fuente.

El área recreativa del paraje de la fuente dispone de barbacoas, paelleros, fregaderos, wc, un refugio abierto, mesas y por supuesto la Fuente de los Cloticos. Al otro lado del río, justo enfrente, esta el camping Los Cloticos, comunicado por senda y por pista con la zona de la fuente.

Podemos dejar el coche en la explanada de la fuente o seguir por la pista, todo depende de las ganas de caminar de cada uno y también del tipo de vehículo. La distancia entre la Fuente los Cloticos y el Nacimiento del río Palancia es de unos 4 kilómetros.




La pista está señalizada y parte desde detrás de la fuente, en un principio asfaltada hasta la primera bifurcación que, a la derecha lleva al camping y a la izquierda se adentra en el monte. Nosotros seguimos en coche hasta donde nos pareció que el camino empezaba a complicarse, pero se puede seguir con 4x4 hasta mucho más arriba.






Ya caminando, seguimos por la pista que va ganado altura y llegamos hasta la aldea El Molinar, un poblado reconstruido para el disfrute de sus propietarios. Podemos bajar a echar un vistazo y es lo que hacemos.



Tras pasar el puente un cartel nos da la bienvenida y nos invita a ser respetuosos con el entorno y con los vecinos. También nos avisa de que hay perros sueltos. Un lugar muy pintoresco, con muchas piedras de molino, una original fuente, una cascada y un azud. Hacemos algunas fotos y seguimos con nuestro camino.




La pista prosigue en ascenso, en algunos tramos la pendiente es fuerte y se hace bastante pesada hasta llegar a una bifurcación de acceso a un chalet abandonado, o eso parece, de ahí en adelante el desnivel es mucho menor y el paisaje se va encajonado. Caminamos entre pinos y con cipreses en uno de los márgenes del camino.




Atravesamos arroyos, el río Resinero, afluente del Palancia, y propio río por piedras y metiendo las botas en el agua; pequeños torrentes, con bellos rincones. Entramos en el Estrecho del Casacajar una microrreserva de flora.






Seguimos avanzando por una senda estrecha que en ocasiones parece perderse y llegamos al Nacimiento del río Palancia, el agua mana a los pies de una gran roca, del mismo suelo, en silencio, pura y cristalina, y fresca, muy fresca.

El Nacimiento del Río Palancia está catalogado como uno de los “paisajes mágicos de la Comunidad Valenciana” y es el río más importante de la provincia de Castellón.



Pero nos quedamos aquí, el trayecto sigue, nos adentramos ahora por un desfiladero. Una garganta muy estrecha en la que apenas entra el sol, por la que en estos momentos no baja agua y podemos recorrer en su totalidad. Un recorrido muy bonito, no muy largo, en el que se aprecia la erosión de la roca por el paso del agua.


El regreso lo hacemos por el mismo itinerario a la inversa. Al llegar de nuevo a la fuente vemos que hay unas escaleras que bajan hacia el río y que podíamos haber seguido una senda hasta El Molinar. También se puede ir río abajo para ver pozas y cascadas.




Como curiosidad añadir que Bejís es cuna de Antonio Ponz, pintor y literato del siglo XVIII, autor de la obra «Viajes por España».

Nuestro agradecimiento a Mac, que nos guío en el trayecto, nos aconsejo de que era lo más relevante que teníamos que ver y nos ha facilitado algunas de las fotografías.




Haz tus reservas desde nuestros enlaces

¡¡Buen viaje y feliz estancia!!



Busca alojamiento en TripAdvisor, la comunidad de viajes más grande del mundo.                 
                               
      600x300 Best Price

Gracias por tu visita ¡¡Hasta pronto!!
                                             
Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales